Adhesión de Costa Rica a la OCDE se aceleró en el último mes
“Lo más importante del proceso no es la adhesión como tal, sino hacer que el país mejore en todas las áreas posibles”, comentó Alexander Mora, jerarca de Comercio Exterior. Gerson Vargas/La República
Enviar

La adhesión del país a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) vive su mejor momento: en el último mes dos comités evaluadores han dado el visto bueno a los avances de Costa Rica, por lo que el fin del proceso se acerca.

Ciencia y tecnología, a mediados de agosto, y las políticas de trabajo y asuntos sociales, este lunes, han sido las últimas áreas de acción en ser aprobadas; con esto ya se cuenta con seis admisiones en este camino.

Comercio, salud, educación y agricultura eran los únicos comités que habían obtenido el visto bueno hasta el mes pasado, de un total de 22 necesarios para entrar a dicho ente internacional.

Si se toma en cuenta que esas cuatro aprobaciones se obtuvieron en dos años (las negociaciones con la OCDE comenzaron en abril de 2015), es destacable que en poco menos de 30 días se añadieran otras dos.

En el caso de ciencia y tecnología el proceso de análisis tardó un año y tuvo como base aspectos que incluyen desarrollo nacional en bio y nanotecnología, buenas prácticas en entornos digitales y promoción del conocimiento científico, entre otros.

“Nos han reconocido los esfuerzos hechos para crear un ambiente favorable que fomente la promoción del conocimiento científico y tecnológico en el país; esto nos reta a continuar con el compromiso de convertir esta área en un motor del desarrollo económico”, aportó Carolina Vázquez, ministra de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones.

Por otra parte, la aplicación de instrumentos jurídicos de la OCDE en materia laboral, empleabilidad y asuntos sociales estuvieron bajo la lupa 17 meses antes de emitir el criterio favorable.

“La Reforma Procesal y el aumento del acceso a la seguridad social de grupos históricamente excluidos, así como la labor interinstitucional han sido claves para lograr este resultado”, destacó Alfredo Hasbum, ministro de Trabajo.

En este punto es destacable la mancuerna formada por el Ministerio de Comercio Exterior (Comex) y representantes de la Unión Europea: en mayo firmaron un convenio donde este último órgano ofrecerá asesoría técnica para agilizar las acciones de las instituciones responsables de la evaluación en cada comité.

“La OCDE se basa en evidencias, datos y sobre todo avances para emitir un criterio; en nuestra hoja de ruta está terminar toda la fase técnica de los comités antes de que concluya la presente administración; para ello requerimos trabajar en conjunto con diversas instituciones que nos faciliten el proceso”, aseguró Alexander Mora, jerarca de Comercio Exterior.

El plan de este Ministerio es que antes de que finalice el año se obtenga el aval del organismo internacional en al menos dos comités más: innovación y anticorrupción.

Con esto, la cifra de comités pendientes llegaría a 16; infraestructura, ambiente, gobernabilidad y asuntos fiscales son prioridades para el Gobierno.


¿Cuáles son los beneficios?


La OCDE otorga a sus países miembros una serie de ventajas para potenciar su crecimiento:

Ver comentarios