Logo La República

Viernes, 13 de diciembre de 2019



ESPECIAL COMERCIAL DÍA MUNDIAL DE LA DIABETES 2019


Actividad física, aliado para sobrellevar la diabetes y una vida plena

Walter Herrera [email protected] | Jueves 14 noviembre, 2019

hombre posa junto a tennis y botella de agua
José Garita, coordinador de Gold’s Gym, aseguró que personas con diabetes podrían llevar una vida normal al incluir el ejercicio en sus rutinas. Cortesía-Shutterstock/La República


El ejercicio es un componente importante en el manejo de la diabetes, de manera que puede ser utilizado para fomentar la salud y la calidad de vida de los pacientes afectados por dicha enfermedad.

Una persona debería entrenar de tres a cinco veces por semana, por un lapso de media hora, esto en el caso de quienes no tienen sus aptitudes físicas desarrolladas; aquellas con mayor experiencia en actividad física, puede ampliar el nivel de dificultad.


Beneficios


  • Reduce las necesidades diarias de insulina o disminuye las dosis de antidiabéticos orales
  • Controla el peso y evita la obesidad
  • Mantiene la tensión arterial y los niveles de colesterol
  • Evita la ansiedad, la depresión y el estrés
  • Reduce la incidencia de enfermedades cardiovasculares

Fuente Fundación del Corazón


Lea más: Aumenta el número de personas con control óptimo de diabetes

“Hay que evitar ejercicios donde hay impacto, saltos muy fuertes, esto para quienes están comenzando, porque un individuo puede entrenar fuerte siempre y cuando haya pasado por todas las etapas. Una persona con diabetes bien puede practicar cualquier deporte en alto rendimiento si ha pasado por cada etapa”, señaló José Garita, coordinador de Gold’s Gym.

Las progresiones son fundamentales y hay que empezar poco a poco en caso de nunca haber realizado ejercicio.


Efectos del ejercicio sobre el nivel de glucosa en sangre


  • Aumenta la absorción de la insulina
  • Disminuye los requerimientos de insulina ya que mejora la sensibilidad a la misma
  • El efecto que se produce durante el ejercicio es que el cuerpo tiende a utilizar más glucosa, siendo el resultado una disminución de los niveles de azúcar durante la actividad física
  • Existe también un período prolongado que puede durar hasta 24 horas postejercicio de aumento de la sensibilidad a la insulina en el que la glucemia tenderá a estar más baja

Fuente: Fundación Diabetes


Se debe medir el nivel de glucosa en la sangre, esto para evitar un bajonazo de azúcar provocado por el ejercicio.

“En caso de sufrir de hipoglicemia, la persona puede descomponerse o desmayarse, por eso tienen que llevar el control antes, durante y después del ejercicio, incluso hasta tres horas después de haber finalizado la rutina”, explicó Garita.

Lea más: Nuevo medicamento ayudará a diabéticos a bajar de peso

Por eso, sugiere iniciar la rutina con ejercicios con el peso del cuerpo, resistencia con ligas o máquinas, donde un experto puede supervisar los patrones de movimiento.

Quienes tienen mayor experiencia o tiempo entrenando, pueden realizar trabajos con pesas.

Por su parte, se conoce como diabetes a la enfermedad en la que los niveles de azúcar de la sangre se encuentran arriba de lo normal.

Esta es una enfermedad crónica de larga duración que afecta la forma en que el cuerpo convierte los alimentos en energía.

Si una persona padece de diabetes, su cuerpo no produce una cantidad suficiente de insulina o no puede usar adecuadamente la que produce.

Cuando no hay suficiente insulina o las células dejan de responder a ella, queda demasiada azúcar en el torrente sanguíneo y, con el tiempo, esto puede causar problemas graves de salud.

Algunos de los síntomas prediabéticos son: sed, excesiva hambre y baja de peso, problemas en la vista y orinar excesivamente.

“El ejercicio le puede dar una vida normal, bajar las cargas que debe inyectarse o tomar de insulina y le permitirá incluso consumir más carbohidratos, que por lo general son muy restringidos”, concluyó el entrenador de Gold’s Gym.


¿Qué precauciones tomar?


  • Verificar la glucemia antes de la práctica deportiva
  • Disminuir la dosis de insulina antes de la actividad
  • No inyectarse la insulina en una región muscular que vaya a exponer a gran esfuerzo
  • Evitar el ejercicio físico en el momento del pico máximo de acción de la insulina
  • Controlar la glucemia durante y después del ejercicio
  • Tomar un suplemento de hidratos de carbono durante ejercicios prolongados
  • Consumir líquidos -sobre todo agua- desde dos horas antes de empezar a ejercitarse y durante la práctica
  • Es aconsejable conocer el comportamiento de la glucemia en relación con los diferentes tipos de ejercicio físico
  • Algunos pacientes diabéticos pueden padecer complicaciones como arritmia durante la práctica de ejercicio

Fuente Fundación del Corazón


NOTAS RELACIONADAS


plancha

¿Cómo reconocer un entrenamiento funcional de uno que aparenta serlo?

Martes 05 noviembre, 2019

Experta fitness analiza los mitos y verdades de este sistema de entrenamiento






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.