A la final caminando
Keylor Soto pelea el balón con Ismael Gómez. Ambos serían los protagonistas del gol que marcó la diferencia en el juego. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

A la final caminando

Herediano se enrumba sólido hacia el título 23

Sin apuros ni conflicto alguno, el Herediano tuvo una pacífica noche este sábado y frente a su afición calificó a la final del Torneo de Verano, ratificando el favoritismo que se marcó para los florenses en el inicio de la serie ante Pérez Zeledón, tras derrotar 1-0 a los generaleños.

201305122317110.a22.jpg
El encuentro fue deslucido, poco vistoso y puede que hasta aburrido. Marvin Solano, timonel rojiamarillo, no apostó por riesgos y le metió táctica pura al choque, tema que su colega de enfrente no pudo contrarrestar nunca, pues aunque los Guerreros manejaron el balón por muchos tramos, no significó peligro para el local.

Odir Jacques, fiel a su estilo, buscó el marco, pobló la mediacancha y colocó dos puntas, pero una cosa es buscar y otra llegar. La conexión Aguirre-Bostal se secó desde el inicio y en zona de volantes, el herediano Esteban Granados se erigió como figura, no permitió el tránsito expedito para matar las intentonas sureñas.
Por su parte, el Team con menos hizo más. Ismael Gómez siempre complicó a la zaga y a la media generaleña y en una escapada en una contra por la banda izquierda, puso un servició a los pies de Víctor Núñez que Keylor Soto en su afán por rechazar, la metió de autogol en barrida. Allí se liquidó la serie.
La sensación de que el Team estaba en la final se reflejaba en la fiesta en la grada, nadie tenía la sensación de que la final se podía escapar, era un juego muy físico y rápido que beneficiaba mucho a los florenses.
Ni siquiera la variante de mandar al espigado Kendal Waston como atacante sirvió de algo al Pérez, esta vez fue celosamente marcado por una defensa que estuvo muy a la altura, sin los despistes que mostró en la ida.
De esta forma, Herediano cumple con la teoría, llega a la instancia definitoria y da señas de que para el club, ser finalista ya se vuelve una cuestión de costumbre.


Sergio Alvarado
Para La República


Ver comentarios