Logo La República

Martes, 13 de noviembre de 2018



NACIONALES


Trabajadores financiarían red de cuido

Natasha Cambronero [email protected] | Martes 03 julio, 2012



Deducción sería proporcional al salario
Trabajadores financiarían red de cuido

Iniciativa pretende crear un ministerio más, de Bienestar Social

Financiar el programa de la Red Nacional de Cuido a través de contribuciones mensuales del Estado, empresas privadas, organizaciones y civiles, es el objetivo de un proyecto de ley, que la presidenta Laura Chinchilla enviará al Congreso a final de año.
La idea es establecer un sistema de generación de recursos a largo plazo, igual al que existe para la educación, pensiones y salud; en el cual cada costarricense aporte solidariamente una porción equitativa de su salario.
Solo que en esta oportunidad, el dinero aportado se utilizará para dar una opción de cuido a menores de edad y adultos mayores, principalmente de escasos recursos.
Será en diciembre, durante el periodo de sesiones extraordinarias, cuando la actual administración enviará el proyecto a la Asamblea Legislativa.
El gobierno estima que se requieren unos $500 millones anuales para financiar el proyecto estrella, que la mandataria Chinchilla prometió en campaña.
Se prevé que con ese monto, un 50% de la población menor de siete años y mayor de 65 tendría opciones de cuido dentro de una década.
Tomando en cuenta que con los recursos actuales (aproximadamente $60 millones), solo un 16% de los niños con edades dentro de ese rango y un 2% de las personas de la tercera edad forman parte del programa de red de cuido, de acuerdo con el último censo.
El texto de la iniciativa es redactado por Fernando Marín, ministro de Bienestar Social y su equipo de trabajo.
“La idea es universalizar el programa, dejando un presupuesto solidario establecido y un esquema de organización que no es de una sola institución, sino de toda una articulación, una estructura de funcionamiento”, explicó el jerarca.
Ese proyecto de ley será enviado al seno del Congreso este año para cumplir con una de las metas establecidas en el Plan Nacional de Desarrollo; sin embargo, de antemano se sabe que su aprobación será difícil, por varias razones.
Primero, porque el actual gobierno en reiteradas ocasiones ha dicho que carece de recursos para financiar sus obligaciones y, segundo, porque crear otra obligación presupuestaria sería contradecir la tesis de que se requiere una reforma tributaria.
Un plan fiscal que mejore la recaudación, incremente los impuestos y endurezca los controles de evasión.
“Yo cumplo con mi obligación de enviar el proyecto, pues fue una promesa; se apruebe o no, eso no depende de mí. Esta es una discusión que se debe tomar en algún momento y no se puede postergar. Estamos perdiendo capital humano, por no potencializar su desarrollo”, añadió Marín
Al mismo tiempo que se elabora ese proyecto de ley, el Poder Ejecutivo redacta otro para crear el Ministerio de Bienestar Social y Familia.
Si bien existe en la actualidad este opera, pero sin cartera ni un presupuesto establecido.

Natasha Cambronero
[email protected]