Salarios, principal gasto de munis
Enviar
Destinan un 51% de sus ingresos a sueldos
Salarios, principal gasto de munis

Siguen contratando personal pese a tener poco dinero

Los salarios consumen buena parte de los presupuestos de los municipios, ya que en promedio representan el 51% de los ingresos.
Esta situación es consecuencia del crecimiento en la planilla de los gobiernos locales que se duplicó en los últimos cuatro años a raíz de ajustes salariales extraordinarios.

Pese a que cada vez cuentan con menos ingresos y más gastos, las municipalidades no paran de contratar personal.
Los frutos de estas decisiones son que cada vez los ayuntamientos tienen menores recursos para destinar a la mejora de los servicios públicos que brindan.
El desfase de los sueldos en el régimen municipal comenzó tras la aplicación de una escala salarial única que hizo crecer las remuneraciones, sin importar que hubiera dinero o no.
Los ayuntamientos aplicaron el nuevo cálculo hecho por la Unión Nacional de Gobiernos Locales en 2009, sin tomar en cuenta su viabilidad financiera.
El resultado es que los salarios crecieron un 100% en tan solo cuatro años.
La situación empeoró porque pese al ajuste salarial aplicado, los ingresos en los ayuntamientos apenas crecieron en un 38%.
“Hay ausencia de las repercusiones de corto, mediano y largo plazo, que tiene la adopción de una nueva escala de salarios, no solo en el salario base sino en los incentivos”, recalcó la Contraloría General de la República.
La consecuencia es que el déficit total de las municipalidades aumentó un 30% el año anterior, comparado con 2010.
Al no poder hacer frente a sus gastos, las municipalidades optan por pedir dinero prestado al Gobierno central o realizan recortes en sus inversiones.
Como si la situación no fuera ya bastante difícil, los municipios decidieron incrementar entre un 15% y un 30% los incentivos y pluses salariales este año.
Por otro lado, aunque cuentan cada vez con menos dinero, las municipalidades no han dejado de contratar personal, pese a que sus recursos son limitados.
Actualmente en los ayuntamientos laboran más de 13 mil personas, lo cual significa un crecimiento del 11% en los últimos dos años. Es el doble de lo que creció el empleo privado.
Debido a que los ayuntamientos tienen autonomía no hay forma de detener el crecimiento en el gasto de salarios o la contratación de empleados.
Los grandes perdedores son los ciudadanos, ya que los servicios brindados por los ayuntamientos son deficientes.
Además, una parte significativa de los pagos por recolección de basura, suministro de agua o mejora de la infraestructura vial son usados para los salarios.
Con lo cual no queda dinero para atender el costo de la operación de los ayuntamientos.
Precisamente, es en la prestación de los servicios donde los municipios son más ineficientes, muestra un ranking realizado por la Contraloría.
Aseo de vías, parques y tratamiento de los residuos sólidos son las actividades en que con más frecuencia reprueban.
Situación que no ocurre con el área administrativa relacionada con los salarios, pues ahí la calificación de los municipios es alta.

Oscar Rodríguez
[email protected]

Ver comentarios