Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



MAGAZINE


Regresa el cine interminable

Redacción La República [email protected] | Miércoles 18 julio, 2012



CINE
Regresa el cine interminable


En el siglo XX, Hollywood solo permitía un metraje de más de dos horas y media a dramas épicos como “Lo que el viento se llevó” o adaptaciones de novelas como “Doctor Zhivago”, pero en el siglo XXI son los superhéroes o incluso Blancanieves los que recogen el testigo del cine interminable.
¿Es “The dark knight rises”, con sus 164 minutos, el nuevo “Lo que el viento se llevó”?
En un Hollywood que cada vez confía menos en el cine épico a la vieja usanza, los pocos que osan retener al espectador tanto tiempo en sus butacas son, literal y figuradamente, auténticos superhéroes.
Una película tan larga es, por una cuestión proporcional, económicamente menos rentable: se gasta más dinero rodándola, la entrada cuesta lo mismo y se pueden hacer menos sesiones al día.
Pero algo ha pasado este año, porque las películas más taquilleras y comerciales, sin grandes ambiciones de prestigio, superan las dos horas de duración.
Nolan remata con estas dos horas y tres cuartos una trilogía que ha ido in crescendo: “Batman Begins” duraba 140 minutos y “The dark knight rises” se extendía hasta los 152. Pero la taquilla le dio la razón y no ha temido coquetear con las tres horas en una época en la que el público se acostumbra en Internet a las micropelículas.
Curiosamente, “The avengers”, la película más taquillera del año hasta el momento —$1.500 millones de recaudación en todo el mundo—, también tuvo un montador más que generoso, con 143 minutos a dividir entre muchos superhéroes: Iron Man, Capitán América, Hulk.
Y el otro superhéroe que quedaba, “The Amazing Spider-Man”, aunque es el más moderado, también supera las dos horas con 136 minutos. Su éxito también ha sido arrollador, mientras que la versión más solemne de un cuento infantil como “Blancanieves y la leyenda del cazador”, que aspira a convertirse en una trilogía al estilo de “El señor de los anillos”, también supera las dos horas.

Madrid / EFE