Para ganar, uno basta
Enviar
Para ganar, uno basta
Saprissa no desaprovechó la oportunidad de acercarse al líder

Aunque generó opciones para llenar de goles a Orión, al final de los 90 minutos Saprissa solo venció en una ocasión al meta Kevin Briceño, pero fue más que suficiente para quedarse con los tres puntos.
Y es que ese juego tenía factores determinantes para los morados. Pérez Zeledón no jugaba, por lo que podía acortar la distancia, y Cartaginés, su inmediato perseguidor, había perdido, así que podía ampliar la ventaja.

Al final un solo gol fue suficiente para cumplir el objetivo y satisfacer a los más de 12 mil aficionados que acudieron al Estadio Nacional a ver a Saprissa ganar, sobre todo porque se medía al peor equipo del torneo.
Ojo, al minuto tres Alvaro Guerrero se armó de valor, sacó una marca dentro del área morada y soltó un potente remate que salió ligeramente desviado del marco defendido, nuevamente, por Víctor Bolívar.
Parecía que el rival llegaría a jugar, pero fue solo una ilusión, ya que de inmediato apostaron a meter “el bus”, marcar hombre a hombre, perder tiempo y aguardar algún milagro, primero para no ser goleados y segundo, para en algún contraataque, jalarse una torta.
Así las cosas el partido fue de una sola cara, con un mismo ritmo, Saprissa al ataque, perdiendo goles, Orión a la defensiva y perdiendo tiempo.
Pero bueno alguna tenía que entrar y le tocó hacerlo a Luis Diego Cordero, quien se aprovechó de un gran pase de Jairo Arrieta para, con remate de cabeza, vencer a Briceño.
Tiros en los postes, Briceño de un lado para otro, remates desviados, fallos inexplicables y el marcador sin alterarse.
Guimaraes hasta se dio el lujo de hacer debutar al delantero argentino Gustavo Fernández, quien tuvo un par de claras opciones para estrenarse en el marco, pero las dejó ir.
Con un gol bastó, suficiente para cumplir la misión, en tanto para Orión, lo deja cada vez más cerca de la segunda categoría.

Cristian Williams
[email protected]

Ver comentarios