Papa apoya una regulación financiera en el Vaticano
Desde que llegó al pontificado hace 17 meses, el papa Francisco reemplazó a la dirigencia vaticana e hizo de la transformación del banco una de sus primeras prioridades. Bloomberg/La República
Enviar

Papa apoya una regulación financiera en el Vaticano

 La firme decisión del papa Francisco de reformar el Banco Vaticano pone a la institución en consonancia con la normativa financiera moderna en sólo dos años.
“Creo que hemos logrado mucho. La regulación y los procesos ahora son de vanguardia. Hay un enorme apoyo político en el Vaticano. Esto ayuda a hacer aprobar las reformas necesarias”, aseguró Rene Bruelhart, responsable de la Autoridad de Inteligencia Financiera del Vaticano.


Desde que llegó al pontificado hace 17 meses, el papa Francisco reemplazó a la dirigencia vaticana e hizo de la transformación del banco una de sus primeras prioridades. La reorganización del Banco del Vaticano, conocido como IOR o Instituto para las Obras de Religión, incluyó la amortización parcial de los activos en mora y el bloqueo de más de 2 mil cuentas para favorecer la observación de las políticas contra el lavado de dinero.
Tres décadas de escándalos, desde la quiebra del Banco Ambrosiano en la década de 1980 al congelamiento de 23 millones de euros por los fiscales italianos en 2010, mancharon la imagen del IOR e impulsaron las iniciativas de cambio de Francisco.
Bruelhart fue contratado por el Vaticano en 2012 para hacer que sus finanzas fueran más transparentes y dar respuesta a la preocupación por el lavado de dinero. Antes de eso, durante ocho años fue director de la Unidad de Inteligencia Financiera de Liechtenstein.
“El IOR no tiene relevancia en el plano mundial ni es un peligro para el sistema financiero”, dijo Bruelhart, que es un abogado suizo. Con sus activos de unos 5.000 millones de euros es diminuto, comparable a un banco regional suizo”, comentó Bruelhart.
El papa Francisco nombró a Jean-Baptiste de Franssu presidente del Banco Vaticano en julio. Este reemplazó a Ernst von Freyberg, que fue designado por el antecesor de Francisco, Benedicto XVI, en sus últimos días como pontífice en 2013. Von Freyberg comenzó a poner en práctica los planes del Papa para el Banco Vaticano, que comprendían la revisión de 18 mil clientes. Pero, de acuerdo con una declaración de julio, Von Freyberg no podía dedicarse de manera exclusiva al IOR debido a otros compromisos.
El papa Francisco no protegerá a quienes hayan cometido faltas en el pasado en sus actividades en el Banco Vaticano, dijo De Franssu. En el pasado, se desarrollaron actividades ilegales en el banco, agregó, sin acceder a dar detalles.
Las autoridades de la entidad se encuentran motivados con el proceso que impulsó Francisco, desde su llegada en el 2013, quién reemplazó a la dirigencia vaticana e hizo de la transformación del banco una de sus primeras prioridades.
También, aseguran que se debe al apoyo político que les brindaron, para que las reformas se vuelvan realidad. Uno de los problemas que enfrenta El Vaticano, es el lavado de dólares que ocurría adentro de la institución, lo que ganó diversas críticas de la sociedad civil en general. Por esa razón, realizaron los respectivos ajustes en su personal, como la llegada de Freyberg, designado por Benedicto XVI.

Bloomberg


Ver comentarios