Ofensiva contra canal nica
Enviar
País busca evitar que proyecto sea construido en el San Juan
Ofensiva contra canal nica

Acudirá a interesados en financiar el proyecto, para que no inviertan en él

Costa Rica emprenderá una nueva batalla contra Nicaragua, solo que esta vez para evitar que construya el canal interoceánico en el cauce del río San Juan.
El gobierno de Laura Chinchilla desacreditará esa obra ante los países que fueron invitados a invertir por parte de Daniel Ortega, mandatario del vecino del norte.

Japón, China, Rusia, Venezuela, Brasil y Corea del Sur son algunas de las naciones que han sido buscadas por el gobierno nicaragüense para financiar el proyecto.
El primer contraataque se realiza en este momento, durante la gira que la mandataria realiza en Asia.
Chinchilla —en compañía de Enrique Castillo, canciller nacional—, instará a China y Corea del Sur para que le exijan a Nicaragua aclarar cuál será la ruta del proyecto, pues de momento se valoran seis diferentes, entre ellas, el río San Juan.
Esa opción es considerada inviable, ya que Costa Rica tiene soberanía sobre la margen derecha del río.
“Iremos a informar que en el tratado limítrofe Cañas-Jerez y los laudos Cleveland y Alexander está muy claro que Costa Rica tiene soberanía sobre la margen derecha del río y que no pueden desarrollar ahí ningún proyecto sin nuestra previa autorización”, dijo Castillo, una semana antes de viajar a Asia.
Ese mismo mensaje se llevará a las demás naciones invitadas a invertir en la obra y a los países amigos, a los cuales también se les informa sobre la querella en contra de Nicaragua en la Corte Internacional de Justicia, por la invasión a isla Calero-Portillo.
El Congreso nicaragüense ya autorizó a Ortega a construir un canal que permita a buques de grandes dimensiones comunicarse entre el Caribe y el Pacífico.
El proyecto tiene como fecha máxima de cumplimiento diez años y un costo de $30 mil millones.
El canal se pretende desarrollar a través de una empresa mixta, en la que el Estado será dueño del 51% de las acciones y ganancias, y el restante 49% será ofrecido a inversionistas.
Estaría parcialmente construido para 2019, año en que tendría capacidad para captar 416 millones de toneladas métricas, lo que representaría el 3,9% de la carga marítima mundial.
A 2025, el Canal podría recibir 573 millones de toneladas métricas, es decir un 4,5 % de la carga marítima mundial.
Además, la zona de construcción del canal será declarada de “utilidad pública” y el Estado indemnizará a los dueños de los terrenos afectados en un plazo no mayor de diez años, de común acuerdo entre las partes.
Desde que el proyecto fue aprobado por el Congreso nicaragüense, el pasado 3 de julio, con tan solo un mes de discusión, el Canciller nacional envió una misiva a su homólogo Samuel Coronel, solicitando información sobre ese proyecto, ya que Nicaragua debe pedirle su opinión acerca de la futura construcción de la vía interoceánica, pues podría afectar derechos costarricenses.

Natasha Cambronero
[email protected]

Ver comentarios