Enviar

Ann Cairns, presidenta de Mercados Internacionales de MasterCard

Mujer lidera guerra contra el efectivo

“Costa Rica está más que preparada para los pagos electrónicos”, dice experta

201311102220210.in33.jpg
MasterCard ya tiene billeteras electrónicas funcionando en seis países, Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia, Italia y España”, dijo Ann Cairns, presidenta de Mercados Internacionales de MasterCard. Marco Monge/La República
Con una red de puntos de venta que cubre todo el país y un alto grado de conocimiento sobre el uso de tarjetas, Costa Rica está más que preparada para dejar el efectivo de lado y dar prioridad a los pagos electrónicos, explica Ann Cairns, presidenta de Mercados Internacionales de MasterCard.
Una de las principales ejecutivas de MasterCard, lidera una lucha mundial contra el efectivo y explica que el uso de pagos electrónicos es algo que dejó de ser un lujo para constituirse en una necesidad.
“La presencia del efectivo en economías como Costa Rica es muy alta, cerca del 90% de todas las transacciones, y eso es carísimo, cuesta entre un 0,5% y un 1,5%, unos $450 millones anuales por transporte, emisión, custodia y distribución”, detalla Cairns.
Entre las oportunidades a la vista para usar menos billetes y monedas es que actualmente en las tarjetas se está haciendo la migración del uso de banda magnética a la tecnología chip, y también los pagos sin contactos, lo anterior amplía las posibilidades de pago para usarse en transporte público y que lleguen fondos a personas no bancarizadas.
Los gobiernos son los que están empezando a ver los beneficios sociales de usar los medios electrónicos. “El uso de tarjetas prepago para programas de pensiones, becas y otros subsidios es más seguro para el beneficiario, reduce fraude, el Gobierno ahorra y la gente tiene acceso al sistema financiero”, añade.
La migración natural sería pasar del efectivo al plástico (tarjetas), y del plástico al pago móvil. Pero por un tiempo existirá una coexistencia de efectivo, plástico y el pago con móvil. “Lo que sí es cierto es que el uso del chip en las tarjetas acelerará el uso de los teléfonos móviles como medio de pago”, explica la ejecutiva.
Es importante destacar que algunas iniciativas de pago como el móvil son más propensas a ser exitosas cuando se trata de países con poca infraestructura de pagos como los africanos, mientras que en Costa Rica donde los puntos reciben tarjetas y la cultura de su uso es altamente extendida la tendencia sería a pagos sin contacto.
Para que el futuro del pago electrónico sea fácil, debe ser una transacción casi invisible, que brinde muchos valores agregados, como por ejemplo que uno pueda usar el móvil o tablet para comprar por Internet, pagar con ellos, ver catálogos, recibir notificaciones de ofertas y eventos especiales con solo pasar por el frente de una tienda, es toda una experiencia de vida.
“Para lograr esto el ecosistema completo (empresas de telecomunicaciones, bancos y marcas como MasterCard) tiene que dar el paso y generar sistemas abiertos para que cualquier operador del mercado pueda sumarse”, concluye.


Carolina Acuña
[email protected]

Ver comentarios