Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


La deuda de formación policial

Marcela Chacón | Miércoles 17 diciembre, 2014


Uno de los aspectos que han favorecido la puesta en marcha de la Escuela Nacional de Policía es la cooperación internacional


La deuda de formación policial

El sistema policial del país ha venido sufriendo una serie de importantes transformaciones a lo largo de las últimas décadas, las cuales se han vuelto más palpables en años recientes. Así por ejemplo, hace alrededor de dos décadas se logró eliminar la odiosa rotación policial que tenía lugar cada cuatro años con la llegada del gobierno de turno, y se dieron incipientes esfuerzos por profesionalizar a las fuerzas del orden.
Con ello, nació también la idea de crear una escuela de policía, que se encargara de la formación estratégica, práctica y teórica de los nuevos reclutas policiales. Muchos han sido los intentos por conformar una malla curricular adecuada y de dotar a este centro de enseñanza con las condiciones necesarias para cumplir su cometido; no ha sido sino hasta ahora que se cuenta con los distintos elementos que permitirán alcanzar este objetivo.
Algunos de los aspectos que han favorecido la puesta en marcha del proyecto de la Escuela Nacional de Policía incluyen el apoyo recibido de la cooperación internacional; en este sentido, los gobiernos de los EE.UU. y de España colaboraron en las fases previas del proyecto facilitando visitas de los expertos del Ministerio de Seguridad Pública a distintas instalaciones de escuelas policiales, con el objeto de que obtuvieran una visión más amplia de las condiciones que este centro de enseñanza debería reunir.
Por otra parte, la Unión Europea, con un importante aporte de €13 millones para el equipamiento de la Escuela, complementa la millonaria cooperación del gobierno de la República Popular China que asciende a los casi $50 millones para llevar a cabo la construcción del complejo educativo.
Así las cosas, el arranque y desarrollo del proyecto constructivo cuenta con el respaldo financiero para que su culminación sea exitosa, llevando ya un camino recorrido que supera los seis años desde su planeamiento inicial. Cabe destacar la importante participación prestada por las distintas instituciones estatales que tienen relación con la puesta en marcha de este ambicioso proyecto; es necesario mencionar el apoyo prestado por el ICE, el AyA, el Cuerpo de Bomberos, el SINAC y SETENA, así como de la Municipalidad de Pococí y de instituciones como el Colegio de Ingenieros.
Este apoyo se ha visto facilitado por el hecho de que el proyecto fue declarado de interés público el 17 de junio de 2011 mediante Decreto Ejecutivo No. 36670-SP: “Artículo 1º-Se declara de interés público y nacional el proyecto de construcción y equipamiento de la sede permanente de la Escuela Nacional de Policía, así como el desarrollo de su gestión curricular, con la finalidad de que las instituciones públicas y privadas del país, en la medida de lo posible y dentro del marco jurídico que las regula, participen, presten colaboración y den prioridad al desarrollo de este proyecto”.
Como vemos, los planetas están alineados para sacar adelante tan importante iniciativa y así saldar la deuda que aún tenemos pendiente con la seguridad del país.
 

Marcela Chacón


NOTAS ANTERIORES


¡Los grandes contribuyentes!

Viernes 14 diciembre, 2018

Dicen los orientales que a los árboles más altos los golpea siempre más fuertemente el viento. Na...

2018: Balance planetario

Viernes 14 diciembre, 2018

Un país tan pequeño pero situado en una región geopolíticamente de primera magnitud como es Costa...