Enviar
CINE
Harrison Ford, 70 años de un icono de aventuras


Surcó la galaxia en el Halcón Milenario, persiguió replicantes, fue fugitivo y presidente y escapó sano y salvo del Templo Maldito, un currículum de película para un actor de personajes inmortales, Harrison Ford, que cumplió 70 años el 13 de julio.
Ford, “Harry” para los amigos, construyó su carrera alrededor de la figura de un héroe de carne y hueso, incapaz de evitar los problemas, vapuleado hasta la saciedad por variopintos enemigos pero que terminaba saliéndose con la suya y sacando su inconfundible media sonrisa.
Ese perfil de superviviente casa también con su vida personal, no exenta de aventuras. Al igual que Han Solo de la saga “Star Wars”, Ford es un consumado piloto, aunque en su caso de helicópteros, y comparte con Indiana Jones las expediciones por la jungla, si bien como miembro de una organización ecologista y no arqueológica.
Su experiencia aérea le ha hecho participar en operaciones de rescate en Wyoming, donde a finales de los 80 encontró su hogar.
Nacido en Chicago, se educó en Wisconsin donde fracasó como universitario pero desarrolló su interés por el teatro.
Debutó en las artes escénicas en 1963 y poco después se mudó a Hollywood con su primera esposa, Mary Marquardt, de la que se divorció en 1978, tras 15 años de matrimonio, justo cuando el éxito llamaba a su puerta. De aquella relación nacieron sus hijos Benjamín y Willard.
Con una familia a su espalda, a pesar de tener contratos con Columbia y Universal y aparecer en series como “The Virginian”, “Gunsmoke”, Ford decidió hacerse carpintero en espera de que le llegara su gran oportunidad.
Su suerte cambió en 1972. Cuando instalaba una escalera en casa del actor Glenn Ford y se cruzó en su camino un guionista y director llamado George Lucas que un año antes había realizado su primer filme, “THX 1138”.
El actor está casado actualmente con la actriz Calista Flockhart.

Los Angeles / EFE


Ver comentarios