Enviar
Baja liquidez obliga a traer dinero del extranjero
Dólares foráneos salvan a banca local

Recursos frescos son destinados a crédito

Los bancos aumentaron su necesidad de obtener recursos en el extranjero durante el primer semestre del año.
La sequía de dinero en el mercado interno obligó a las entidades a salir fuera del país en busca de dólares.
El dinero obtenido es destinado, principalmente, al otorgamiento de nuevos créditos.
El fondeo bancario creció un 65% durante los primeros seis meses del año, comparado con el mismo periodo de 2011.
La obtención de los nuevos recursos se hizo a través de empréstitos que los bancos locales hacen con entidades más grandes en el exterior.
La banca suscribió acuerdos por casi $1,5 mil millones durante el semestre.
La mayoría del dinero fue obtenido a largo plazo, de siete a diez años, y con una tasa de interés baja.
Actualmente los tipos internacionales están en menos del 1%, lo cual hace competitivo obtener fondos en el extranjero.
La obtención de recursos a corto plazo tuvo una disminución a raíz del peaje bancario establecido por el Banco Central el año anterior.
De las denominadas instituciones grandes, el Banco de Costa Rica fue el que más incrementó su dependencia de recursos externos ya que creció en un 330% su captación en los mercados internacionales.
La entidad necesitó $280 millones, durante el primer semestre, para complementar su plan de crecimiento durante este año.
“Los recursos internos disponibles han sido limitados y la fuente externa ha demostrado una mayor disponibilidad”, dijo Leonardo Acuña, subgerente de Finanzas, Banco de Costa Rica.
Mientras, en los boutiques sobresalieron Banco Bansol y Promerica, con un crecimiento en préstamos en el extranjero de un 88% y un 85% respectivamente.
Otra opción que han comenzado a explorar los bancos es la venta de bonos en el extranjero, como en el caso del Popular que tiene previsto captar $70 millones en Panamá durante los próximos meses.
La salida de las instituciones financieras al extranjero no es casual, sino a raíz de la sequía de recursos en el mercado local.
El Estado es el principal culpable de que haya cada vez menos dinero disponible en la economía.
Desde el año anterior, diversas instituciones comenzaron a absorber el dinero disponible en el sistema financiero y de los inversionistas.
Para el segundo semestre la sequía de recursos, sean colones o dólares, se agudizaría porque el gobierno necesita obtener casi $1,8 mil millones para financiar su funcionamiento y pagar a acreedores.
Por eso es la urgencia devoradora del dinero disponible en el mercado financiero para prestar.
La consecuencia negativa para las familias y empresas es la subida de las tasas de interés de los créditos.
La reactivación de la economía obligó a empresas dedicadas a exportar a buscar nuevos recursos, lo cual se reflejó en el fondeo externo, detalló Luis Carlos Rodríguez, subgerente Financiero de Promerica.
El resultado es un incremento del 15% del crédito nacional durante el primer semestre.
La particularidad del dinero obtenido fuera del país es que los bancos lo prestan en dólares.
Esa es la razón de que las entidades públicas hayan incrementado su oferta crediticia en la moneda estadounidense. Mientras los privados tienen la mayoría de su cartera en divisas.
“Del lado del consumo, resaltamos un aumento significativo del financiamiento automotor comparado con el año anterior”, dijo Jean-Luc Rich, gerente general de Scotiabank Costa Rica.
Una parte de los recursos captados también se dirigió a financiar a pequeñas y medianas empresas.
De hecho algunos de los créditos externos fueron pactados para ese fin, así como para financiar la comprar de vivienda para familias de clase media.

Oscar Rodríguez
[email protected]

Ver comentarios