Enviar
En respaldo de vía fronteriza sale Poder Ejecutivo
Defensa de trocha acusa campaña de desprestigio

Decreto de emergencia permite prescindir de planos y estudios de impacto ambiental

El gobierno de Laura Chinchilla salió ayer en defensa de la vía de 154,6 kilómetros (km) que construye en la margen costarricense del río San Juan.
Si bien reconoce que existieron yerros en la fiscalización de los recursos y que hay afectación ambiental, la actual administración minimiza las fallas en la trocha.
A juicio de Francisco Chacón, ministro de Comunicación, se están “sobredimensionando” los errores cometidos en el desarrollo de ese proyecto.
Por un lado, aduce que se está calificando la calidad de un proyecto que aún está inconcluso.
Mientras que, por el otro, defiende la ausencia de planos y estudios de impacto ambiental.
Ello, tomando en cuenta que la obra se realizó mediante un decreto de emergencia que excluye la realización de ese tipo de trámites, así como los procesos de licitación para contratar empresas y reduce los mecanismos de fiscalización.
“En toda emergencia, sea un terremoto o una invasión militar, no hay posibilidad de hacer estudios de impacto ambiental ni planos previos, son obras que se deben hacer a la brevedad posible. No se vale valorar las condiciones de una obra que no ha sido terminada, está en proceso de construcción”, manifestó Chacón.
Además de defender el proyecto, se volvió a desmentir que debido a la construcción de la trocha se haya afectado el nicaragüense río San Juan, como el gobierno de Daniel Ortega, presidente de la vecina del norte, denunció ante la Corte Internacional de Justicia en La Haya desde el año pasado.
No obstante, René Castro, ministro de Ambiente, reconoce que existe una afectación en suelo costarricense, ya que se tuvo que destruir vegetación o bien, talar árboles para construir la vía.
Aunque ya existe un plan de mitigación, para minimizar los efectos, ese programa tardaría al menos tres años y participarían más de mil voluntarios.
El proceso de reforestación arrancó desde principios de año a lo largo de los 154,6 km y en las inmediaciones de isla Calero Portillo. De momento se han destinado $400 mil y aún hay un presupuesto de $600 mil.
Para la construcción de la trocha el gobierno ha destinado unos $47,5 millones, de los cuales un 57% se ha destinado exclusivamente para el camino fronterizo y el resto para habilitar los 382,7 km de caminos aledaños.
En la actualidad los trabajos están detenidos, mientras se establecen mecanismos de fiscalización más eficientes que impidan el despilfarro o un eventual robo de recursos.
Sin embargo, dos brigadas del Ministerio de Obras Públicas y Transportes se encuentran en dos puntos de la vía ejecutando algunas labores que impidan que la ruta 1856-Juan Rafael Mora sufra desperfectos durante el periodo de lluvias.
Con la ausencia de la presidenta Chinchilla, quien se encuentra en Europa en una gira, los jerarcas de Ambiente, de Relaciones Exteriores, de Obras Públicas, de Seguridad y de Comunicación, fueron quienes salieron ayer a defender las obras, tras el acostumbrado consejo de gobierno de todos los martes.

Natasha Cambronero
[email protected]


Ver comentarios