Iris Zamora

Iris Zamora

Enviar
Lunes 16 Diciembre, 2013

Nos decimos respetuosos del pensamiento de los demás y condenamos a los que ven el entorno, con otro enfoque… ¡qué doble discurso! 


De trajes; miedos y otros demonios…

Nos decimos demócratas, pero queremos que todos piensen igual que nosotros. Nos decimos libres y pretendemos encadenar a nuestro pensamiento a los demás. Nos decimos respetuosos del pensamiento de los demás y condenamos a los que ven el entorno, con otro enfoque… ¡qué doble discurso!  Nada como una campaña electoral para vernos en ese espejo de la hipocresía y el discurso facilón con el que vivimos.
Escuchando con detenimiento las propuestas de los candidatos, se descubren las coincidencias en un porcentaje muy elevado. Es que al final todos son ticos, nacidos en esta tierra, con su historia, sus valores, sus defectos. Las diferencias, en algunos casos son de matices.
¿Cuál es el peligro para la democracia que José María Villalta puntúe en las encuestas? ¿Qué demonios son los que deambulan entre sus propuestas, que aterran tanto?
Cuando le entrevisté junto al colega  Javier Córdoba, al abogado y analista Pablo Barahona, resulta que Villalta dice, que no pondría impuestos a las zonas francas, que los empresarios están desprotegidos por el exceso de tramitología y los más pequeños por la falta de financiamiento. Ah, y sobre la renegociación del TLC, tema sensible para los que creen que el tratado es texto sagrado, lo que menciona es  renegociar en temas de propiedad intelectual… Igual, que lo acaban de renegociar, Perú y Panamá entre otros…. ¿Existen de verdad esos diablos rojos (amarillos en su caso) que provocan que “jóvenes empresarios” gasten un dineral en la elaboración de publicidad para ridiculizarlo, como alternativa para confrontar sus propuestas?
Las acusaciones de ser “chavista” son un distractor insulso, que contrario a lo que creen, lo están victimizando. ¡En este país, eso sí que funciona bien!  Si no que lo diga otro José María, que ganó una elección por esa vía; así que a lo mejor les sale la venada careta a los aprendices de mercadólogos de imagen, que pululan en los partidos políticos… y entre “jóvenes empresarios”.
Esta campaña, que todos llamamos atípica, aún no sé por qué… debería estar ocupada de plantear los verdaderos  temas nacionales, la atención de la desigualdad, la concentración de riqueza, que son tan reales, que el IXX Informe del Estado de la Nación lo ha puesto en evidencia. Esos son temas estructurales, podrían provocar en el corto plazo, tal descontento e indignación que sería difícil contener.
¿Les hemos escuchado debatir sobre la CCSS? ¿Tiene usted una opinión producto de ese debate? ¿Es o no es un tema fundamental para el país? ¿Les ha escuchado debatir sobre infraestructura vial y transporte público? ¿Con quienes gobernarán? ¿Funciona el Estado tal cual está? ¡Desperdiciamos el tiempo en  miedos en vez de dedicarlo a lo esencial…!
…¿Y el TSE qué? ¿Despedirá a los funcionarios que “omitieron” enviar a la Tesorería Nacional la cuenta cliente y cuenta de ahorros del PAC, Renovación Costarricense y el Frente Amplio, por lo que no tendrían dinero para pautar en medios, antes de que inicie la tregua electoral? ¿Desigualdad de trato?
 

Iris Zamora