Enviar

Cierre sin hit

201309292317510.a7.jpg
Henderson Álvarez terminó la campaña de forma perfecta. Jason Arnold-AFP/La República
Henderson Álvarez lanzó ayer uno de los juegos sin hits más extraños en la historia del béisbol de Grandes Ligas, celebrando cuando estaba en el círculo de espera cuando los Marlins de Miami anotaron con un lanzamiento descontrolado y dos outs en la parte baja del noveno inning para vencer 1-0 a los Tigres de Detroit.

Luego que completó la alta del noveno sin permitir carrera, el derecho venezolano debió esperar para ver si su gesta era considerada como un juego sin hits oficial. Una reglamentación de Grandes Ligas, vigente desde 1991, estipula que solamente valen los juegos completos de nueve o más innings sin recibir hits.

201309292317510.a77.jpg
Los Marlins congestionaron las bases y con el emergente Greg Dobbs al bate, Luke Putkonen hizo un lanzamiento descontrolado que permitió que Giancarlo Stanton anotase. Álvarez, quien esperaba turno, arrojó su casco al aire y comenzó celebrar con sus guantes de bateo puestos.

Cuando finalmente se disolvió la pila celebratoria de los Marlins, el pitcher cubano de Miami, José Fernández, tenía en la mano la camiseta de Álvarez.

Más adelante, Álvarez se fue a las gradas a abrazar a su esposa embarazada y le besó la barriga.

Fue el primer juego completo sin hits decidido en el último turno al bate desde que Virgil Trucks, de los Tigres, lanzó uno el 15 de mayo de 1952 contra Washington, según los Marlins.

“Eso es lo hermoso del béisbol”, dijo el manager de los Marlins, Mike Redmond. “Nunca sabes qué vas a ver. En el último día de la campaña, qué regalo”.

Miami/EFE

Ver comentarios