Enviar
Cartaginés complicó triunfo
Iba ganando 2-0 al Municipal y terminó 3-2 en la celebración de su 106 aniversario

La celebración del 106 aniversario de Cartaginés le sirvió a su técnico Johnny Chávez para enumerar una buena lista de pendientes que todavía debe resolver en su equipo de cara a la próxima temporada.
El Municipal de Guatemala, dirigido por el costarricense Javier Delgado, fue una buena prueba para los brumosos, que pasaron de ver como todo pintaba de maravilla y en un cerrar de ojos todo se les complicaba.
Y es que en casi diez minutos de juego, los locales tenían ya una ventaja de dos cero sobre su rival. Los tantos de Andrés Lezcano, luego de aprovechar un rechazo del arquero Cristian Alvarez y otro ingeniado por el propio Luis Sáenz, quien se abrió camino por el sector izquierdo de la defensa roja para matar con disparo rastrero, llevaba el olor a goleada.
Sin embargo, llegaron esas lagunas, esas desatenciones, que Chávez tuvo que apuntar en grande y mayúscula en su libreta, porque en cuestión de quince minutos los cartones ya estaban igualados.
El Municipal al verse abajo en el marcador se hizo del balón y comenzó a buscar el marco defendido por Erick Sánchez, el exarquero de Limón.
Juan Valenzuela se encargó de recortar distancias, al mandar a la red un pase lateral de Mario Rodríguez, mientras la defensa brumosa nunca respondió y únicamente se limitó a pedir el fuera de juego.
Tuvo que aparecer en un par de oportunidades Sánchez para evitar el empate, pero nada pudo hacer cuando “El loco” Rodríguez definió tranquilamente ante un gran pase de Valenzuela y una nueva desatención defensiva.
Antes de pasar por los camerinos, un fallo del meta Sánchez, al soltar el balón dejó en los pies de Valenzuela el esférico servido, pero no fue aprovechado por el goleador que perdonó increíblemente.
En el segundo tiempo, las acciones en los marcos menguaron y los cambios le quitaron intensidad al juego; en Cartaginés el ingreso de Paolo Jiménez le dio más movilidad y fue el más incisivo a la hora de buscar el gol del gane.
Pero sería otra vez Municipal el conjunto que estaría más cerca de marcar, cuando Pedro Samayoa de cara al marco y en un cetro rastrero llegó completamente solo al segundo palo, pero el balón le quedó atrás y mejor dicho terminó jugando de defensor.
Y como dicen, el que perdona, pierde y Danny Fonseca se encargó de cumplir con el conocido refrán al marcar de penal el gol del triunfo.

Dinia Vargas
[email protected]


Ver comentarios