Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


62 razones para no votar por Fabricio Alvarado

Alejandro Madrigal [email protected] | Viernes 23 marzo, 2018


62 razones para no votar por Fabricio Alvarado

Quedan apenas nueve días para que decidamos quién ocupará la Presidencia de la República y aún queda gente a la cual la decisión no le es clara. Este artículo es para esas personas y en él pretendí compilar todos los motivos que pude, por los cuales para alguien que apoye la democracia votar por Fabricio Alvarado sería una contradicción. La inmensa mayoría se basa en hechos objetivos que fueron registrados y publicados, dejando en segundo plano mis valoraciones subjetivas que he desarrollado en otros artículos anteriores. Aquí empiezo:

Carlos Francisco Echeverría llamó a los liberacionistas que están dispuestos a “llenar de talento” al equipo de Fabricio, sacrificando sus principios con tal de sacar su revancha contra el PAC, como una vergüenza y como caer en un abismo moral. (5 de febrero). Fabricio y su partido ordenaron a sus diputados electos no dar declaraciones en prensa ante tantas declaraciones polémicas que denotaron su ignorancia en temas de relevancia nacional, violentando la libertad de prensa y de los costarricenses de conocer a sus representantes. (6 de febrero).

Los casos de violencia contra personas LGBT se dispararon durante febrero y marzo. Su movimiento representa la instauración de una teocracia evangélica en Costa Rica, la versión homóloga de lo que ocurre en muchas partes del violento Oriente Medio, donde una religión manda y todos obedecemos sus normas particulares. Pretenden combatir la “ideología de género”; sin embargo, ni el candidato presidencial sabe precisar qué es eso exactamente. Los demás sabemos que ese concepto no existe. Se oponen a la necesaria educación para la sexualidad, la cual es una herramienta necesaria para que los jóvenes no tomen decisiones en ignorancia y prevenir los embarazos no deseados, comúnmente causales de una condición de pobreza.

En la misma línea de irrespetar la libertad de prensa, Fabricio y su equipo pretendieron atender todas sus consultas por medio de una plataforma web, como filtro para contestar solo las preguntas que ellos quieren y como ellos quieren. (13 de febrero). Dos días después se vio obligado a desistir de esa acción, debido a la presión de la prensa. Su exasesora en temas de educación, Marisela Rojas, les mintió a los medios de comunicación en San Carlos haciéndose pasar por persona invidente. Ese mismo día se revela que Nicolás Márquez, uno de los más cercanos al candidato, fue acusado por supuesto abuso sexual contra su hija. (13 de febrero). Tanto la Iglesia católica como la Defensoría de los Habitantes expresan su gran preocupación ante la escalada de casos de discriminación y violencia de las últimas semanas y piden mayor respeto y tolerancia. (14 de febrero).

Varios de los familiares de Fabricio hacen público su rechazo a apoyarlo en las urnas, precisamente porque lo conocen. Luego, Fabricio reconoció que tiene lejanía con varios familiares por ser LGBT y ese mismo día, la UCCAEP debió desmentir los rumores de su apoyo al candidato. También, la Iglesia luterana costarricense, de tradición evangélica, emite un comunicado condenando la campaña de odio de Fabricio Alvarado. (15 de febrero). Fabricio anuncia que su primera acción desde el Ejecutivo sería modificar el decreto que impide ejercer cualquier tipo de discriminación contra personas por razones de diversidad humana. (¿Lo quiere cambiar para poder discriminar?) (16 de febrero).

El Colegio de Psicólogos expresa su gran preocupación por los “hospitales del alma”, comunes en las iglesias asociadas a Fabricio Alvarado, donde se les cobra a las personas por curaciones milagrosas y donde las exponen por abandono de la medicina moderna y científica. (17 de febrero). Ese mismo día Fabricio dice que una de sus primeras acciones será promulgar una ley para priorizar el ejercicio de religiones no católicas, al tiempo que otros medios revelan el papel que tuvieron las donaciones en iglesias evangélicas para convencer a miles de votar por Fabricio Alvarado. Por su parte, el sector turismo advierte sobre los riesgos de los mensajes de odio de su campaña y cómo estos ahuyentarían el turismo proveniente de muchos países mucho más respetuosos.

Se circula nuevamente el reportaje que hizo uno de los canales más vistos de Costa Rica en 2017 sobre Rony Chaves, padre espiritual de Fabricio, como falso apóstol y los enormes y lucrativos negocios que tiene en torno a sus iglesias. Varios medios internacionales como el New York Times, The Guardian y El País de España, entre otros, publican notas por la enorme alarma de instaurar una teocracia evangélica en Costa Rica. Se revela que el productor de campaña de Fabricio Alvarado le debe millones a la CCSS (19 de febrero). Al día siguiente, Fabricio anuncia desistir de su idea de salirse de la Corte IDH tras su reunión con Óscar Arias. Se cae su propuesta estrella. Luego reniega diciendo que nunca fue su primera opción, cuando tantos recordamos las múltiples veces que dijo que sí y los votos que eso le consiguió. Ese mismo día, César Zúñiga, uno de sus asesores, señala que su plan de gobierno es solo “líneas generales” ante los cuestionamientos por los grandes vacíos del documento.

El 21 de febrero Fabricio dice que pretende eliminar el decreto de la FIV, la cual le ha permitido a muchas parejas tener hijos, que de otra forma no podrían, exponiendo al país a sanciones internacionales. El 26 de febrero, su candidato a la Vicepresidencia dice que Restauración no nombrará a ministros que sean gais o lesbianas para no ofender a nadie, que solo incluirán en su gobierno personas moralmente heterosexuales (sea lo que sea que eso signifique). O sea, discriminarán abiertamente. Luego de esta acción tan criticable, Fabricio debió ponerles a sus vicepresidentes la misma mordaza que a sus disputados.

Al día siguiente, Otto Guevara, el cinco veces candidato presidencial y único en esta campaña investigado directamente por la Fiscalía General por el caso del cemento chino, da la adhesión a Fabricio. Ese mismo día, un periódico nacional revela que Fabricio predica que la homosexualidad es promovida por el diablo y llama a restaurar gais, contradiciendo todos los avances de la ciencia y de la OMS. Ese día, Tomás Dueñas, el cuestionado exembajador, se suma también al equipo de Fabricio. Más tarde, Fabricio dice en conferencia de prensa que apoya las “terapias restaurativas” para las personas gais que quieran dejar de serlo, de nuevo reforzando la idea de que ser gay está mal y debe corregirse. Al tiempo que Álvaro Ramos, exministro punitivista y abiertamente criminalizador de la homosexualidad, se perfila como posible ministro en un gobierno de Restauración. De nuevo el Colegio de Psicólogos debe pronunciarse en defensa de estas discusiones que ya estabas superadas, condenando cualquier propuesta que pretenda “curar” la homosexualidad.

El 28 de febrero Fabricio le cancela la entrevista a Vilma Ibarra y se revela que él no presentó la información de la iniciativa de transparencia Costa Rica Integra. Al tiempo, recibe importantes adhesiones de figuras del PLN, luego de haber dicho en debates televisivos que las personas de experiencia no han gobernado bien en el pasado. El 2 de marzo le cancelan el debate al Estado Nación, al tiempo que Carlos Alvarado señala que muchas arcas y empresas internacionales no permanecerán en el país si los discursos de odio e intolerancia siguen creciendo. Poco después cancela el debate con el ITCR, la entrevista con Radio Columbia, y con el diario El País de España.

El 4 de marzo anunció por error la adhesión de 23 alcaldes, y en cuestión de horas, más de la mitad de ellos negaron dicho apoyo. Al día siguiente le anuncia a la Cámara de Industrias que no es momento para que el ICE construya, luego de haber apoyado el proyecto de ley en este sentido en 2016. Total contradicción. El 6 de marzo cancela también su participación en el conversatorio en la UNA, un día después de que Pilar Cisneros pusiera en evidencia su falta de conocimientos en el debate del CFIA. También le cancela al Colegio de Profesionales en Ciencias Económicas. Para el 7 de marzo, el equipo económico de Fabricio Alvarado está liderado e integrado casi exclusivamente por figuras del PLN. Entre ellos, Gerardo Corrales, quien días antes había hecho burlas por la carencia de Restauración Nacional en estos temas y quien había firmado la petición para que el TSE condenara a Restauración por uso de religión con fines políticos. Ese mismo día la Alianza Evangélica anuncia su intención de impulsar una ley para eliminar toda restricción de usar la religión con fines políticos.

En torno al 8 de marzo, se desata la discusión del destino del INAMU. Recordemos que al menos desde 2016 el entonces diputado Alvarado defiende en el plenario legislativo que el INAMU debe ser cerrado, en un contexto de creciente visibilización de violencia contra la mujer. Durante esos días, llueven adhesiones de gente del PLN y del agonizante Movimiento Libertario, todos buscando su tajada del pastel si Fabricio gana. Más tarde, Fabricio anuncia su cancelación de atender el debate de la UCR, luego de haber dicho en vivo que definitivamente asistiría y que era falso que él huía de los debates en las universidades públicas. Luego de reclamar que lo invitaran a los debates en la primera ronda, pasó a declinar la invitación a debatir en al menos seis ocasiones.

El 9 de marzo, una figura como Ronny Monge, quien se decía defensor de los DDHH, dice que se acomodó ideológicamente para apoyar a Fabricio Alvarado. Ese mismo día anuncian que lanzarán un nuevo plan de gobierno, desde luego, porque el primero parece de partido de colegio. El 12 de marzo se publican declaraciones absurdas de Ronny Chaves, donde señala que él le ordenó a la tierra no producir más daños con el terremoto de Nicoya. Al día siguiente su jefe de campaña dijo que el plan económico estará listo hasta después de las elecciones. El 17 de marzo, Fabricio reconoce que usan las iglesias para repartir propaganda electoral y al día siguiente niega que los datos del INEC que revelan la reducción en la pobreza sean reales, de nuevo, llevando la discusión a lo absurdo donde se niegan los hechos. Ese mismo día se publica un reportaje muy amplio sobre el oscuro y cuestionable expediente e historial de Rony Chaves, su agresiva campaña contra la religión católica y su vida como pastor millonario y metido en grandes negocios de la fe.

El 20 de marzo, se evidencia una contradicción muy grande, cuando uno de sus asesores económicos niega apoyar el tope a las tarjetas de crédito y horas después Fabricio defiende esta política en el debate de la Extra. Además de que sus participaciones en los debates de la Extra y Monumental evidenciaron mucha ignorancia de su parte en temas de vital importancia para el gobierno, hablando sobre la base de un plan de gobierno que no han publicado, a tan escasos días de la elección. Ese día le canceló también el Café Política a don Ignacio Santos y usó una agenda falsa para evitar reunirse con sindicatos. La lista sin duda seguirá conforme sigan los días.

Una democracia es mucho más que solo ir a votar cada cuatro años. Hay muchos otros elementos necesarios para hacernos llamar democracia y entre ellos figuran la igualdad de los ciudadanos, la libertad de prensa, el derecho al conocimiento, el debatir abierta y transparentemente, el respeto a los derechos humanos y a la dignidad humana, la equidad de género, el no caer en demagogia ni en apología del odio y la separación entre Iglesia y Estado. Todo esto lo han violentado por Fabricio Alvarado y Restauración Nacional. El 1° de abril no nos jugamos la silla presidencial, nos jugamos nuestra democracia, la más sólida de América Latina. Votemos, pero, sobre todo, votemos pensando en nuestra democracia y nuestro país.


NOTAS ANTERIORES


Renta global, novedades

Martes 18 diciembre, 2018

La modificación hecha por la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, al articulo 1 de la...