¡Turno para Dim​itrov!
Parece que la promesa se hace realidad y Grigor Dimitrov ya es 12 del mundo. Archivo/La República
Enviar

A los 22 años de edad se perfiló como un posible “top ten” en pocas semanas; incluso fue ocho del mundo; derrotó a los más grandes en forma ocasional y luego se fue quedando en el camino.

¡Otra promesa truncada!
¿Otro de centenares de tenistas que se quedan rezagados en el alto mundo de la feroz competencia?
Las temporadas 2015 y 2016 no fueron buenas para Grigor Dimitrov y todo hacía indicar que se había quedado estacionado en la ruta.
Pero, el tenista búlgaro de 25 años está escribiendo aparte este 2017. Llegó a Róterdam la semana pasada con récord 14-1 en la temporada, dos títulos ATP World Tour 250 en Brisbane y Sofía, y una fuerte campaña hasta las semifinales del Abierto de Australia.


Dimitrov jugó el partido considerado de más alto nivel en Melbourne este año en cinco sets, una semifinal estelar contra Rafael Nadal y subió dos lugares en el escalafón mundial hasta el número 12.
Si Dimitrov continúa con su frenético paso unos meses más, podrá encontrarse fácilmente dentro del Top 10 del mundo, gracias a cuatro áreas claves de su tenis, donde ha conseguido los mejores números de su carrera.
Grigor se ha apoderado del segundo servicio de sus oponentes en lo que va de 2017, ganando el 56%. Al ganar más del 50% de los puntos del segundo servicio de sus rivales, abre una grieta que convierte en un cañón la devolución de ese servicio.
También, la habilidad de tomar puntos gratis en el servicio es aprovechada esta campaña para lograr muchos más ases. Dimitrov tiene un promedio de 9,5 por partido en 2017, que está muy por encima del 5,7 por partido que consiguió el año pasado. El tenista convirtió 20 en las semifinales de Australia con Nadal, y diez en la final de Sofía contra David Goffin.
Es difícil perder si no puedes ser quebrado, y Dimitrov ha salvado puntos de quiebre de manera memorable esta temporada. El búlgaro ha salvado el 77% hasta ahora en 2017, muy por encima del 60% de la temporada pasada. Salvó el 71% (37/52) en el Abierto de Australia, un 67% (6/9) en la final de Sofía con Goffin y el 71% (5/7) contra Kei Nishikori en la final de Brisbane. Cuando llega una oportunidad la aprovecha mucho más esta temporada.
Dimitrov muestra un tenis muy completo, porque también su revés está apuntándoles a grandes objetivos, convirtiéndolo en una fortaleza desde el fondo de la cancha. Su golpe de derecha es lo que sobresale a la hora de terminar el punto desde el fondo.
Grigor Dimitrov es la más reciente historia de éxito de 2017, y hay una muy buena posibilidad de que se esté preparando para la temporada de su vida.


Ver comentarios