Al lado de su tío, Rafa ganó 69 títulos, incluidos 14 Grand Slam. Archivo/La República
Enviar

Madrid, España

El tío de Rafa Nadal, Toni, confirmó que no entrenará a su sobrino en 2018, dejando su lugar la próxima temporada al extenista Carlos Moyá, recientemente incorporado al equipo técnico del tenista de Manacor.

“La decisión viene de mí”, dijo Toni Nadal en una entrevista telefónica a la AFP, señalando que “este año no cambia nada” y seguirá junto a su sobrino hasta final de temporada.

“Tengo los años que tengo, le he dado vueltas, desde hace cierto tiempo cuando tengo que viajar es difícil, aquí tengo mis hijos”, explicó el entrenador, de 55 años de edad, que considera que la llegada de Moyá al cuerpo técnico permite una transición tranquila que desembocará en su cese como entrenador principal.

“Es la consecuencia, desde la más absoluta naturalidad. No dentro de un problema. A mí lo que me ha interesado toda la vida es que a Rafael le vayan bien las cosas”, añadió Toni Nadal, que lleva entrenando a su sobrino desde que este tenía tres años.

El técnico hizo estas declaraciones con la mente todavía puesta en la buena actuación de su sobrino en el Abierto de Australia, donde llegó a la final de un gran torneo por primera vez desde 2014.

Aunque cayó en la final ante Roger Federer, el nueve veces campeón de Roland Garros y poseedor de 14 Grand Slam, acabó con las voces que predecían su declive tras un año 2016 que tuvo que acabar prematuramente por las lesiones.

Toni Nadal no duda en afirmar que en su decisión juega mucho su deseo de tranquilidad y de volver a dedicarse más a la formación de jóvenes en la Academia inaugurada recientemente por su sobrino en Manacor.

Ver comentarios