“El motor de plasma está cerca de ser un éxito para la NASA”
“Esto ha sido un camino muy largo, pero ya nos encontramos cumpliendo la mitad del segundo año del contrato con la NASA de las pruebas del motor VASIMR®”, dijo Franklin Chang, CEO de Ad Astra Rocket Company. Cortesía/ La República
Enviar

La idea del astronauta costarricense Franklin Chang, de crear un motor impulsado por plasma a finales de los años 70, está cada vez más cerca de llegar al espacio.

Los resultados del proyecto desde su presentación, construcción y pruebas en un simulador en la Tierra, hicieron que la NASA le otorgara a la empresa de Chang, Ad Astra, el contrato Next Space Tecnology Exploration Partnerships (NextSTEP, por sus siglas en inglés) para dar continuidad con los avances en la construcción del motor VASIMR®, un motor que será enviado por la agencia al espacio una vez que supere la última prueba.
LA REPÚBLICA, conversó con el director de Ad Astra Rocket Company, sobre los avances que ha tenido el proyecto con firma costarricense que podría impulsar hacia el espacio en un futuro cohetes con misiones espaciales.

¿En qué fase se encuentra el motor de plasma VASIMR®?
Recientemente terminamos la fase A de las pruebas de motor, es decir, cumplimos con todos los hitos requeridos del primer año y la mitad de los del segundo que contempla el contrato con la NASA.
Ahora el equipo está realizando unos cambios en el diseño interno que se ajustan a los requerimientos de la prueba del año entrante, la cual solicitó obligatoriamente la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA).
En mayo aproximadamente empezaremos la fase B que consiste en armar nuevamente el motor para empezar con nuevos disparos de prueba para ver si los cambios se ajustaron de la mejor manera.

¿Qué necesita el motor para cumplir con la última prueba del proyecto?
Cuando se complete la fase de pruebas B, entraremos en un proceso en el que debemos modificar las condiciones del laboratorio simulador donde está el motor, porque debemos acondicionarlo para que absorba y expulse el calor, ya que en el último ensayo en la Tierra dispararemos el motor por 100 horas continuas y el garaje de pruebas debe aguantar las temperaturas por largos periodos.

¿Cuándo llegará el primer cohete de plasma VASIMR® al espacio?
Si en mayo del próximo año el motor soporta el estrés expuesto durante el disparo de al menos cinco días continuos, la NASA podría considerar que el proyecto es un éxito y tendríamos el banderazo inicial para construir a semejanza el motor que se lanzará como ensayo al espacio y que se quedará allá realizando pruebas por varios meses.
Esta será la etapa más cara y complicada porque el equipo debe tomar el conocimiento obtenido durante todos estos años para construir desde cero el nuevo motor que impulsará el cohete hasta el espacio usando cualquier gas que tenga una alta presión de vapor como propelente.

¿Cuál ha sido la reacción de la NASA ante los resultados que han obtenido hasta hoy?
Están muy contentos con los resultados de las pruebas, nos lo han expresado y ya nos dieron la notificación de que tienen intenciones de reanudar el contrato el año entrante para continuar con el acuerdo.
Firmamos un contrato por tres años y hasta el momento hemos ejecutado la mitad del segundo y próximamente se aprobará el último. Podríamos extenderlo a cuatro o cinco años más, de tal manera que cuando terminemos la última prueba de 100 horas la NASA nos ayudará a seguir adelante con más dinero y nuevos objetivos.

¿Cuánto dinero se ha invertido para crear el cohete VASIMR®?
Para obtener el contrato NextSTEP de NASA competimos en el inicio contra 23 empresas que se postularon para recibir el financiamiento y fuimos uno de los tres proyectos elegidos.
Es de aproximadamente $10 millones y obviamente nosotros en Ad Astra hemos invertido en capital privado también para alimentar el desarrollo del motor, entonces hasta cierto punto no es solamente la NASA la que está financiando todo el proyecto, sino que es una alianza entre el sector público-privado y hemos puesto gran parte de la inversión privada y la hemos apalancado con la inversión de la NASA.

¿De qué manera ha apoyado el equipo que se encuentra en Guanacaste el proyecto del motor de plasma que está desarrollando la empresa en su sede en Houston?
El equipo costarricense se ha centrado en el desarrollo de sensores y detectores que se usan para medir las condiciones del plasma cuando sale del motor, porque el disparo de plasma hay que medirlo, hay que ver su temperatura, densidad, velocidad, el esfuerzo y el rendimiento que tiene el motor con herramientas que han sido diseñadas con la ayuda del talento local.
Además este equipo nos está ayudando con la parte de enfriamiento de la cámara de vacío con modificaciones en el laboratorio que requieren destrezas que no tenemos en Estados Unidos pero que sí las tenemos en Liberia, entonces el equipo ha venido a incorporar ciertas modificaciones en el sistema.

Ver comentarios