Logo La República

Domingo, 22 de septiembre de 2019



BLOG


¿Zorro o erizo?

Carlos Bejarano [email protected] | Jueves 22 agosto, 2019


Para comenzar con las ideas de negocio que puedan alcanzar el nivel de emprendimiento exitoso, considero que es necesario comprender las dimensiones que esto involucra, incluso determinar qué clase de emprendedor somos.

La primera y más amplia es la dimensión humana, la cual retrata Clara Inés Orrego en un completísimo artículo que fue publicado en noviembre 2008, pero que mantiene prácticamente intacta su vigencia, puede descargar aquí dicho artículo.

De la dimensión humana es justo resaltar el proceso humano de la innovación, el quinto punto que desarrolla Orrego en su artículo y el primero actualmente en muchos foros sobre el tema.

Y es que si bien es cierto la innovación data de hace muchas décadas, su estudio, sistematización e investigación formal lleva relativamente poco.

Desde que la innovación dejó de ser un elemento empírico para convertirse en un ámbito científico, su enfoque es más profundo y su injerencia multitemática, es por eso por lo que alcanza el espectro emprendedor, siendo hoy aspecto fundamental en su impulso.

El reconocido y mundialmente famoso consultor Jim Collins, en el año 2001, publicó un libro titulado en inglés Good to Great (su traducción al español: Empresas que Sobresalen).

Lea más: Emprendimientos y educación impulsan economía femenina

De los siete factores que explica este consultor, el cuarto encierra para mí la dimensión de las metas; el talento que nos permite ser los mejores en un área requiere de la pasión como canalizador y esto llega a convertirse en el motor económico nuestro o del emprendimiento, le invito a ver este corto vídeo para comprender mejor la propuesta de Collins.

Jim Collins Empresas que sobresalen

Por último y no menos importante -frase cliché y ceremoniosa-, la dimensión filosófica de emprender nace a partir de un fragmento del poeta griego Arquíloco, que dice: “muchas cosas sabe el zorro, pero el erizo sabe una sola y grande”.

Lea más: Cantones que fomenten el emprendimiento serán premiados

De acuerdo con la interpretación de la escritora Isaiah Berlin, este pensamiento puede servir para diferenciar a 2 clases de pensadores, de artistas, de seres humanos en general y hasta de emprendedores.

Por lo que le invito a que lean este ensayo y defina cuál tipo de emprendedor o emprendedora se considera usted y, acto seguido, esboce en el que quiere convertirse.

Gracias por leerme.






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.