Enviar
Zàijiàn Pekín… welcome Londres


Cristian Williams y EFE
[email protected]

La majestuosidad de los Juegos de Pekín, catalogados por el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) Jacques Rogge como excepcionales, son historia, y ahora a pensar en Londres.
El listón está alto, más bien altísimo para los ingleses, que deberán hacer cosas inimaginables, para poder siquiera alcanzar la majestuosidad de los juegos chinos, que atraparon al mundo entero.
Londres recibió de Pekín el relevo olímpico con mucho “glamour”, encarnado en el futbolista David Beckham, el héroe global y estrella mediática también en China.
Montado en un típico autobús londinense, rojo de dos pisos, Beckham recibió el balón de fútbol de una niña india que a su vez lo recibió de una niña china y que simbolizó la entrega de la estafeta olímpica.
Londres tomó poco tiempo de la ceremonia de clausura de los Juegos de Pekín 2008 para recibir la bandera del Comité Olímpico Internacional y presentar una pincelada de su cultura popular y optar por su deportista de más mercadotécnica, David Beckham.
Los 91.000 chinos sentados en el Nido del Pájaro lanzaron un grandioso ¡Ahh! cuando reconocieron a Beckham enfundado en un chándal negro que resaltó su figura.
Faltan ahora cuatro años para que los Juegos Olímpicos regresen de nuevo al Viejo Continente, a una ciudad donde la llama olímpica de los Juegos de Pekín tuvo un problemático recorrido, con multitudinarias protestas por la situación de los derechos humanos en China.
En medio de las polémicas que sin duda surgirán, la seguridad será una de las principales preocupaciones de los organi
zadores y, no en vano, al día siguiente de que Londres fuera elegida ciudad.
El alcalde de Pekín le entregó al de Londres el testigo de los Juegos Olímpicos que han sido clausurados para dar paso a la olimpiada de Londres.

La llama olímpica se apagó en el estadio “Nido de Pájaro” durante la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, pero pronto brillará con su luz en Londres.
”Han sido unos Juegos excepcionales”, afirmó Rogge, “y convoco a la juventud del mundo para que acudan a Londres de aquí en cuatro años para celebrar los Juegos de la XXX Olimpiada”.
Por su parte, el presidente del Comité Organizador de los Juegos, Qi Lui, dijo que la máxima cita deportiva mundial llegaba “a una conclusión exitosa”.
”Deportistas de 204 países y regiones han competido en el espíritu olímpico. Han mostrado su gran perseverancia, han dado lo mejor de sí en un ambiente deportivo y han conseguido magníficos resultados batiendo 38 récords mundiales”, afirmó.
Zàijiàn Pekín… welcome Londres



Los Juegos más vistos

Con un récord de 4.400 millones de televidentes, un tercio de la población mundial, los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 han sido los más vistos de la historia, según datos de la firma estadounidense de estudios de mercado Nielsen Company.
Las cifras de audiencia fueron tomadas entre el día 8 de agosto, fecha de la inauguración, y el 17, cuando aún faltaba una semana para la clausura de los Juegos.
Nielsen recolectó entre esas fechas datos de audiencia televisiva en 38 países y regiones, entre ellos China, Estados Unidos, Brasil, Sudáfrica, Italia y Australia.
Con estos datos, los Juegos de Pekín han superado los 3.900 millones de televidentes que siguieron en el año 2004 los de Atenas.
La cifra de audiencia superó entonces la de Sídney 2000, que alcanzó los 3.600 millones.


Más control, menos dopaje

El dopaje no marcó los Juegos de Pekín y apenas quedó como seis anécdotas en forma de casos positivos, lejos de los 26 registrados en Atenas, pese a que los controles se incrementaron en más de un millar y se buscaron nuevas sustancias.
El levantador de pesas ucraniano Igor Razoronov fue el último positivo conocido en los Juegos, una serie iniciada por la ciclista española Maribel Moreno y en la que también inscribieron su nombre el gimnasta vietnamita Thi Ngan Thuong Do, el tirador norcoreano Kim Jong Su, y las atletas Fani Halkia, de Grecia, y Lyudmila Blonska, de Ucrania.
Fueron los tramposos que quedaron en la red de vigilancia tejida por el Comité Olímpico Internacional (COI), un dispositivo que supera los 4.600 controles, urinarios y sanguíneos, y que se ha desarrollado tanto dentro como fuera de la competición.


Sin medalla olímpica

De los 204 países participantes en Pekín, 79 no han ganado nunca una medalla olímpica, seis menos que cuando empezaron los Juegos de la capital china.
Tres de ellos han debutado en Pekín al ser reconocidos por el COI después de los Juegos de Atenas 2004: Islas Marshall, Tuvalu y Montenegro.
En los Juegos de Pekín se han estrenado en el medallero por primera vez en su historia Afganistán, Bahréin (que lo ha hecho con un oro), Mauricio, Sudán, Tayikistán y Togo
Otros 37 países no tienen ningún campeón olímpico, aunque sí son ganadores de la plata o el bronce. Además de Bahréin, han logrado en Pekín su primer oro en la historia Panamá y Mongolia, este último por partida doble.
Ver comentarios