Enviar

¿Has notado como están en tendencia las dietas más altas en grasa? ¿Será que éstas no siempre son las culpables de un aumento de peso?

Cada cuerpo es un mundo y responde diferente a todo tipo de macronutriente (carbohidrato, proteína o grasa), es por esto que se están probando dietas con un contenido más regulado en carbohidratos y más alto en grasa; siendo esta una distribución que no compromete a la salud de la población.

De aquí nace la tendencia de incentivar el consumo de grasas nuevas, caracterizadas como saludables, que pueden formar parte de los planes de alimentación con mayor contenido de grasa.

Los medianos y pequeños productores, son los protagonistas de elaborar este tipo de alimentos, ya que iniciaron con un mercado más pequeño que se ha ido extendiendo gracias a que la alimentación de algunas personas ahora se constituye por un mayor porcentaje de grasa y alimentos con una menor cantidad de ingredientes, lo cual facilita que pequeños empresarios lancen nuevos productos.

Entonces, ¿cuáles son las grasas del 2017? ¿Qué está en tendencia? ¿Vale la pena hacer el cambio?

Acá les dejo algunas para tener en cuenta:

1. Mantequillas de nueces; Acá entra básicamente cualquier semilla; maní, almendra, marañón, pecanas, pistachos, ya sean combinadas, solas, endulzadas con azúcar de coco, miel o stevia; con ingredientes que aumentan su valor nutricional. Anteriormente, la mantequilla de maní se encontraba únicamente en el supermercado, y esta era alta en azúcar, en grasas hidrogenadas, preservantes, aditivos, etc; que finalmente resultaba ser un producto muy procesado que se alejaba de brindar el beneficio a la salud que aportan las semillas como tal.  En este caso, sí vale la pena apoyar a los medianos productores con sus innovadoras mantequillas artesanales, que tienen pocos ingredientes incrementando su valor nutricional. El consumo de grasa monoinsaturada, se ha visto relacionada con una disminución del colesterol total, y un aumento del colesterol bueno (HDL), además son ideales en planes de pérdida de peso, ya que brindan saciedad contribuyendo con aquellas personas que sufren de ansiedad.
2. Ghee; este producto no es nuevo, pero si desconocido. El ghee es una mantequilla clarificada la cual pasa por un proceso de calor con el fin de eliminar compuestos lácteos, tales como: caseína, lactosa y proteínas lácteas, microorganismos. ¿Qué significa esto? Este proceso de eliminación de compuestos, lo convierte en un producto con una mayor vida útil, y un mayor punto de ebullición, o sea, no se quema al cocinar. Por esto, es más recomendable utilizar el ghee para cocinar, en comparación con cualquier otro aceite o margarina con puntos de ebullición bajos.


3. Aceite de coco; este es buenísimo para cocinar, al igual que el ghee, tiene un alto punto de ebullición, permitiendo que en altas temperaturas no cambie su composición. A pesar de que el aceite de coco contiene ácidos grasos saturados, estos son de rápida absorción. El cuerpo los digiere tan rápido, que, en cantidades moderadas, estos serán utilizados como fuente de energía casi inmediata.
4. Chía; esta es ideal porque se le puede agregar absolutamente a todo; batidos, jugos, galletas, cereales, comidas, postres, etc. La chía es una semilla rica en omega tres, y con un alto contenido de aminoácidos, por lo que es una buena manera de incluir proteína vegetal a nuestra alimentación. Además, son fuente de fibra. Entre otros beneficios, estas absorben agua, por esto ayudan muchísimo a mantenerse hidratado y satisfecho.
5. Aguacate; este, personalmente lo considero uno de los mejores alimentos que hay. ¿Sabías que el aguacate es una fruta? Sí, es una fruta, por eso tiene un gran aporte de vitaminas y minerales, tales como el potasio, haciéndolo ideal para evitar calambres. Su composición se basa en grasa mono insaturada, con alto contenido de omega 3. Ha demostrado disminuir niveles de colesterol total, y aumentar el colesterol HDL “colesterol bueno”. Aparte de todo esto, es una buena fuente de fibra. ¡En general este es un alimento casi perfecto! Y digo casi, porque al ser grasa, aporta gran cantidad de energía, por eso, no olviden siempre controlar porciones.

Estas grasas pueden ayudarte a mejorar composición corporal ya que traen muchísimos beneficios que antes no se conocían tanto. El cuerpo las digiere lento, es por eso que nos mantiene satisfechos, siendo así ideales para la ansiedad. Consulta a un profesional si quieres saber más de cuanto necesitas consumir específicamente. Como dije, cada cuerpo es un mundo y no todos tenemos los mismos requerimientos. Aun cuando son grasas saludables, estas aportan gran cantidad energía. Por eso siempre digo que todo están en el balance, sin abusar ni restringirse de ningún alimento.

Para conocer más sobre este tema pueden encontrarme en Facebook como TheFoodTherapy y en Instagram como @thefoodtherapy_cr

 


Ver comentarios