Viento en popa: Johnny Araya
Al frente de la alcaldía josefina, Johnny Araya ha alcanzado gran protagonismo. Hoy se muestra como favorito para ganar las elecciones el próximo año.Gerson Vargas/La República
Enviar

Por primera vez supera el 40% en intención de voto

Viento en popa: Johnny Araya

Todavía ningún aspirante de oposición se vislumbra como fuerte competidor del verdiblanco

Por primera vez desde que oficializó su interés por la Presidencia, el candidato liberacionista Johnny Araya logró superar la barrera del 40% en la intención de voto de los costarricenses.
Este porcentaje es el mínimo necesario para que un candidato que aspira a la silla presidencial obtenga el puesto sin necesidad de convocar a segunda ronda electoral.
Mientras tanto, en la oposición no se vislumbra de momento alguien que pueda darle pelea y evitar su llegada a Zapote, de acuerdo con la más reciente encuesta de CID-Gallup, elaborada entre el 3 y el 5 de abril a 834 personas.
Al preguntar a los encuestados por cuál candidato están dispuestos a votar en las próximas elecciones, justamente un 40% dijo que lo haría por el actual alcalde de San José, contra solo un 24% de la oposición.
Esta ventaja se mantiene independientemente de quien sea el candidato opositor.
Para ello se expusieron varios nombres de personas que han mostrado interés en tomar parte de la contienda política.
En todas los escenarios analizados, Araya alcanza más del 40% de los votos necesarios para coronarse gobernante.
Esto evitaría la opción de una segunda ronda electoral, aspecto que hasta ahora era uno de los que preocupaban al bando oficialista.
Muy lejos de Araya, figuras como Epsy Campbell, de Acción Ciudadana; José María Villalta, del Frente Amplio, o Luis Fishman y Rodolfo Hernández, de la Unidad Social Cristiana (PUSC), ni siquiera superan el 10% en la intención de voto de los ciudadanos.
Todo ello demuestra que aún no surge dentro de la oposición una figura de peso que haga temblar las aspiraciones oficialistas.
Por el contrario, el favoritismo hacia el bando verdiblanco es más marcado que antes; esto puede deberse a que agrupaciones que en contiendas pasadas habían alcanzado gran protagonismo hoy se muestran desinfladas.
Muestra de ello es la cantidad de personas que abiertamente dicen apoyar a uno u otro partido.
Destacan en ese sentido los casos del PUSC y del PAC. En cuanto a los rojiazules, siguen padeciendo el efecto del descalabro político que sufrió la agrupación tras el procesamiento de dos de sus expresidentes, y hoy solo un 8% de los ciudadanos dice abiertamente ser seguidor del partido.
El caso de los rojiamarillos es aún más vertiginoso. Luego de alcanzar protagonismo tras pelear por puestos de elección en el Poder Ejecutivo y alcanzar una importante cuota de poder en el Legislativo, en la actualidad solo un 3% de los costarricenses dice apoyarlos.
Esto se explica por un creciente desencanto de la gente hacia la política que afecta a casi la mitad de la población.
El estudio tiene una representación nacional, cuenta con un margen de error de 3,4 puntos y un nivel de confianza del 95%.

201304102259440.n33.jpg

Luis Valverde
[email protected]


Ver comentarios