Logo La República

Viernes, 24 de septiembre de 2021



NOTA DE TANO


Vienen decenas de viajes para los federativos

Gaetano Pandolfo gpandolfo@larepublica.net | Viernes 30 julio, 2021

A Luis Fernando Suárez le espera un trabajo titánico

Qué lamentable que la Selección Nacional siga haciendo el ridículo por varios escenarios del planeta y la cabeza de todo el engranaje siga intacta.

Dentro de tantos tropiezos y fracasos de la Tricolor, el último en Copa Oro cuando Canadá nos borró de la cancha y nos eliminó, una buena noticia para los costarricenses, sería enterarnos que el Comité Ejecutivo de la Federación de Fútbol en pleno, firmó su renuncia, en caso de que la Selección no se clasifique al Mundial en Catar. Así por lo menos, la eliminación traería una excelente noticia.

Lea más: Suárez ya perfiló su equipo estelar

Claro, que como lo apuntaba el inolvidable Miguelito Agüero en su “Machaca”, nos van a enterrar en “cajita blanca”, por puros infantiles e inocentes.

Al presidente de la Federación, Rodolfo Villalobos le quedan dos años más como jerarca del Ejecutivo, trabaja duro en procura de una vicepresidencia de FIFA y no va a soltar el puesto, por una “simple” eliminación del seleccionado en la eliminatoria mundialista. Está en otra onda, camina, se mueve y maneja en otra sintonía.

Así, mientras los integrantes del Ejecutivo, de la Unafut, del Disciplinario, del fútbol playa, sala y femenino y del campeonato de “jupas”, más los miembros de las Comisiones Técnica, de Selecciones, de Licencias y demás yerbas, preparan maletas para viajar a Panamá, Jamaica, Estados Unidos, México, El Salvador y Canadá, gratis y con viáticos, al estimado técnico colombiano, Luis Fernando Suárez solo le quedan 30 días para enseñarle a sus discípulos, cómo se libera un equipo cuando el rival lo tiene asfixiado, presionado y marcándolo en la nariz y la nuca.

Lea más: Nunca un técnico de Costa Rica completó un ciclo mayor a cuatro años

Resultó impresionante y desde luego frustrante, observar cómo Canadá se apoderó del partido desde el pitazo inicial y no soltó la presión en todo el encuentro. Fuimos miles y miles los costarricenses que entendimos en solo dos o cuatro minutos, que ese juego ante Canadá ya estaba perdido.

Entonces, revertir y corregir esta “masacre táctica futbolística” en cuatro semanas y enseñarle a los seleccionados cómo se suelta un equipo de la presión del rival y qué movimientos tácticos se deben ejecutar, es el inmenso desafío que le espera al cuerpo técnico de la Selección Nacional.

Lo paradójico es que mientras Suárez y la “Bala” Gómez tendrán que trabajar a toda máquina, sus patronos se dedicarán a echar la ropa interior en la valija, que buenos y numerosos viajes los esperan.

gpandolfo@larepublica.net

NOTAS ANTERIORES








© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.