Vía Europa enfrenta baches
En setiembre, Jonas Birgersson, fundador de Vía Europa, vino al país a presentar su proyecto de trabajo con Racsa. Entonces afirmó haber estado trabajando fuerte para el lanzamiento del servicio en enero de este año.Marco Monge/La República
Enviar

PERFIL EMPRESARIAL   Tecnología

Vía Europa enfrenta baches

Alrededor de 20 mil clientes esperan por plan de Super Internet

La carretera de altísima velocidad para Internet que se pretendía construir en el país para el mes pasado, enfrenta baches que impidieron su inauguración.

201302042256550.n66.jpg
Se trata del proyecto de Super Internet que pretendían poner en marcha la empresa suiza Vía Europa y Radiográfica Costarricense (Racsa). La ausencia de permisos impidió que comenzaran a ofrecer el servicio.
El problema surgió por falta de información solicitada por la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel).
Para operar, Vía Europa requería un título habilitante que otorga la Superintendencia a todas las empresas del sector que quieran dar servicios en el país.
El trámite había comenzado bien. En diciembre pasado presentó la solicitud formal; sin embargo, hizo falta alguna documentación.
Sorpresivamente Vía Europa decidió suspender el proceso y retiró la solicitud de los permisos, sin que antes se conociera una fecha de cuándo podría retomar el trámite.
”Ellos solicitaron que se suspendiera el proceso, pues no sabían cuánto tiempo tardarían en llegar con la nueva información que debe venir del extranjero”, dijo Eduardo Castellón, vocero de Sutel.
Racsa, aliado de negocios en el país de la firma suiza, tiene todo listo para arrancar con la comercialización del producto, pero depende de que Vía Europa reciba primero el permiso, algo que por ahora se desconoce cuándo sucederá.
Esta situación deja en el aire a cerca de 20 mil posibles clientes, que ya se habían presuscrito para recibir el servicio.
Actualmente el servicio de Internet más veloz que existe en el mercado es de diez Megabits por segundo (Mbps). Con esto si usted quisiera descargar un video de diez minutos de duración, tardaría alrededor de un minuto en hacerlo.
El Internet super veloz de Racsa y Vía Europa promete velocidades superiores a los diez Mbps y de hasta 100 Mbps. Descargar ese mismo video sería cosa de unos segundos, dejando los tiempos de espera del usuario en algo del pasado.
Con estas altas velocidades sería posible darle beneficios adicionales al consumidor, como por ejemplo video de alta definición, videoconferencias con una mejor resolución y tiempo de respuesta, videovigilancia con imágenes más nítidas, telefonía y televisión digital, entre otros.


Luis Valverde
[email protected]

Ver comentarios