Venezuela no aceptará arbitraje del Banco Mundial
Enviar
Venezuela no aceptará arbitraje del Banco Mundial

Venezuela se retirará de un órgano de arbitraje del Banco Mundial y no aceptará ninguno de sus fallos, incluida una demanda multimillonaria por un proyecto petrolero nacionalizado de Exxon Mobil Corp., dijo el presidente Hugo Chávez.
El Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones, o CIADI, con sede en Washington, está analizando el caso de Exxon en una de veinte demandas presentadas allí contra el gobierno venezolano. Koch Industries de Wichita, Kansas, y Owens-Illinois Inc., el mayor fabricante de envases de vidrio del mundo, son dos de las demás empresas que buscan una indemnización. “Nosotros no reconoceremos decisiones de CIADI alguno”, declaró el domingo Chávez, que ha confiscado activos de los sectores de la energía, la minería y las telecomunicaciones durante sus doce años de gobierno, en un programa de la televisión estatal. Exxon “pretende lo imposible, que les paguemos lo que nunca les vamos a pagar”.

Exxon, la mayor empresa petrolera del mundo por valor de mercado, fue la primera en abandonar Venezuela luego de que Chávez expropió activos de la industria en 2007.
El autodeclarado revolucionario socialista ese año obligó a los productores extranjeros de petróleo a integrar empresas conjuntas como socios minoritarios y también está en proceso de arbitraje ante el Banco Mundial con ConocoPhillips, que rechazó los términos.
“De ese CIADI tenemos que salirnos nosotros”, expresó el domingo Chávez, de 57 años, durante el programa de seis horas Aló Presidente, que retomaba por primera vez desde que se le diagnosticara cáncer en junio. El líder sudamericano había dicho el 4 de enero que Exxon fue “arrogante” por pedir $12.000 millones como indemnización por su participación en el proyecto Cerro Negro de producción y procesamiento de petróleo pesado.
Chávez amenazó con retirarse del CIADI ya en 2007. Si esta vez lo cumple, es improbable que afecte los arbitrajes en marcha, apuntó Michael Nolan, socio del estudio de Washington de Milbank, Tweed, Hadley McCoy.
“Chávez no va solucionar los graves problemas legales internacionales de Venezuela con discursos o incluso con una renuncia formal a la convención del CIADI”, explicó el martes Nolan, que representó a varios clientes en arbitrajes con Venezuela, en un correo electrónico donde respondía preguntas.
Para dejar el órgano de arbitraje, Venezuela también tendría que retirarse de unos veinte tratados bilaterales de inversión con diversos países, proceso que daría a las compañías “muchos años” para iniciar demandas contra el gobierno, agregó.
En un caso separado, la Cámara Internacional de Comercio con sede en Nueva York, un tribunal arbitral, el mes pasado dictaminó que la compañía petrolera estatal Petróleos de Venezuela SA debe pagar a Exxon un monto neto de $746,9 millones por la nacionalización de Cerro Negro.
Exxon en 2010 redujo su pedido de indemnización de $12.000 millones a US$7.000 millones, según PDVSA, como se conoce a la empresa de Caracas.

Ver comentarios