Venezuela intensifica campaña contra disidentes y opositores
Imagen con fines ilustrativos. Bloomberg/La República.
Enviar

El gobierno de Venezuela está intensificando su campaña contra los críticos del presidente Nicolás Maduro con acciones que incluyen la detención del esposo de la exfiscal general de la nación Luisa Ortega Díaz e investigaciones separadas de líderes prominentes de la oposición.

El Tribunal Supremo ordenó la captura de Germán Ferrer, acusándolo de dirigir un anillo de extorsión. Horas más tarde, Ortega dijo en un mensaje en su cuenta de Twitter que la policía secreta estaba allanando la casa que compartían en Caracas.

Es "parte de la venganza de este Gobierno por luchar contra el totalitarismo que existe en Vzla", escribió, responsabilizando de la redada a Maduro y a Diosdado Cabello, un alto funcionario del partido socialista que presentó la demanda contra su marido.

La ex fiscal ha sido el miembro de más alto rango del gobierno de Maduro que ha roto filas con el oficialismo antes de ser removida de su cargo este mes por un órgano legislativo convocado recientemente, la constituyente. Desde entonces, la exfuncionaria ha huido y su paradero es desconocido.

El allanamiento se produjo justo cuando la llamada "comisión de la verdad" establecida por la constituyente anunció investigaciones contra Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional controlada por la oposición, y de Freddy Guevara, el vicepresidente de la asamblea, argumentando que promovieron violentas protestas contra el gobierno que han dejado más de 100 muertos.

La campaña de represión ya está avanzada. El capítulo venezolano de Transparencia Internacional dice que 40 de los 77 alcaldes de la oposición han sido amenazados o castigados por el gobierno desde 2013, con algunos de ellos removidos de sus cargos y encarcelados, otros con sus poderes restringidos y otros que tienen prohibido salir del país.

Ver comentarios