Venezolana Citgo recurre a crudo canadiense al agravarse crisis
Sería la primera vez que Citgo importa petróleo canadiense para sus refinerías de Lake Charles, Luisiana, y Corpus Christi, Texas. Bloomberg/La República
Enviar

Los problemas de suministro de petróleo de Venezuela son tan graves, que sus refinerías en Estados Unidos recurren a Canadá en busca de ayuda.

Citgo Petroleum Corp., la mayor importadora de EE.UU. de petróleo venezolano y unidad de la compañía estatal Petróleos de Venezuela SA, ha empezado a hacer discretas consultas con el objeto de comprar crudo canadiense para sus refinerías en Texas y Luisiana, según personas familiarizadas con la situación. Las importaciones se usarían para remplazar los declinantes envíos de Venezuela, donde la producción cayó en julio al nivel más bajo en 14 años.

Venezuela, el país que tiene las mayores reservas mundiales de crudo, envía menos a Citgo porque dirige más de su menguante producción a China y la India para rembolsar préstamos. “El crudo canadiense, que es igualmente pesado y alto en azufre que el petróleo venezolano, es un remplazo natural”, dijo Dinara Millington, vicepresidenta de investigaciones del Instituto de Investigación en Energía de Canadá en Calgary. “Canadá estaría en la mejor posición porque ese volumen estaría más o menos garantizado”, dijo Millington.

Sería la primera vez que Citgo importa petróleo canadiense para sus refinerías de Lake Charles, Luisiana, y Corpus Christi, Texas, en más de dos años. Si bien Canadá es el mayor proveedor de petróleo de EE.UU., más de la mitad de ese volumen se absorbe en plantas del Medio Oeste. Limitadas conexiones de oleoductos y un transporte ferroviario caro hacen difícil que el petróleo canadiense llegue a los compradores de la costa del Golfo de EE.UU., sede del mayor grupo de refinerías del mundo.

Las importaciones estadounidenses procedentes de Venezuela declinaron la semana pasada a 507 mil barriles por día, el nivel más bajo en cinco meses, según datos de la Administración de Información sobre Energía de EE.UU. (EIA por la sigla en inglés). Los últimos datos mensuales muestran que en mayo las refinerías del Golfo de Citgo recibieron 176 mil barriles por día de Venezuela, la menor cantidad desde diciembre.

Citgo no es la única compañía que mira hacia el norte. Las refinerías estadounidenses también buscan suministros alternativos en un contexto de temor a que las sanciones de EE.UU. —que en la actualidad apuntan contra ciudadanos venezolanos, puedan expandirse y abarcar las importaciones de petróleo del país sudamericano. Una refinería del Golfo ha empezado a probar fuel oil de Rusia y Oriente Medio y bitumen diluido de Canadá como posibles sustitutos, según una persona familiarizada con el tema.

Citgo comienza a sentir los efectos de la declinación de la producción venezolana, exacerbada por 20 años de acuerdos de dinero por petróleo firmados con China, Japón, la India y, en el más reciente de los casos, con Rusia. 

Ver comentarios