Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Vender euros y comprar yenes es una buena respuesta a las divergencias

Bloomberg | Jueves 05 noviembre, 2015

La negociación euro-dólar que dominó los mercados cambiarios el año pasado parece agotada.Bloomberg/La República.


 La negociación por divergencia de políticas está de regreso, aunque no la que esperaban los mercados cambiarios.

La negociación euro-dólar que dominó los mercados cambiarios el año pasado y durante el primer semestre de 2015 parece agotada, y la perspectiva de que la Reserva Federal suba las tasas de interés ya se refleja en el valor del dólar.
La mejor manera de obtener ganancias a partir de las políticas monetarias de los bancos centrales es vender euros y comprar yenes, según Nomura Holdings Inc. y Société Générale SA.
Las entidades apuestan a que el Banco Central Europeo reforzará su programa de estímulo mientras que su par japonés se mantiene en su posición, expectativa que se refleja en la mayor brecha de las permutas de tasa de interés con denominación en euros y yenes desde el debut del euro en 1999.
La moneda común tocó la semana pasada el nivel más bajo contra el yen en seis meses.
“Hay más margen para una depreciación del euro contra el yen que contra el dólar”, dijo Olivier Korber, un estratega en París de SocGen.
“El dólar ya ha incorporado las nuevas expectativas sobre las tasas de la Fed, mientras que Draghi ha insistido en que habrá más medidas y la falta de acción del Banco de Japón significa que no hay elemento catalizador alguno para un debilitamiento del yen”.
Eso constituye el último ejemplo de cómo los bancos centrales impulsan los mercados.
El euro cayó al nivel más bajo desde abril contra el yen luego de que el gobernador del Banco de Japón (BOJ, por la sigla en inglés), HaruhikoKuroda, decidiera la semana pasada no aumentar el estímulo monetario del banco central.
Fue una semana después de que Mario Draghi indicara que podría expandir el programa de flexibilización cuantitativa (QE, por la sigla en inglés) antes de fin de año.
Funcionarios de la Fed indicaron el mes pasado que se encaminaban a iniciar un endurecimiento este año, pero su posición dependiente de datos significa que la política dependerá del resultado de los informes económicos antes de su próxima reunión del mes próximo.
SocGen, que usa patrones de negociación para determinar los precios futuros, estima que el euro se debilitará a 126 yenes en un plazo de dos a tres meses.
Los estrategas del banco recomiendan una estrategia que comprende la compra de opciones de venta en euros, que ganan si la moneda común declina contra el yen, y la venta simultánea de opciones de compra para compensar los costos de las opciones compradas.