“Vamos a sacar a la DIS de las sombras”: Figueres
El nombramiento de Mariano Figueres como director de la DIS generó una gran polémica. No obstante, él asegura que no promoverá ningún tipo de espionaje, a pesar de que en el pasado él fue sujeto de investigación por parte de esta policía política. Gerson Vargas/La República
Enviar

Descarta espionaje político y pide tranquilidad a críticos

“Vamos a sacar a la DIS de las sombras”: Figueres

Plantea reforma para prohibir rastreo de llamadas y hackeo

De todos los nombramientos que hizo el presidente Luis Guillermo Solís, el más polémico fue sin duda el de su amigo y colaborador cercano Mariano Figueres.
La designación del hijo del presidente José Figueres en la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS), ha sido calificada de “espeluznante” por algunos opositores, y hasta en el propio oficialismo, figuras, como Ottón Solís, han manifestado su inquietud por la “imaginación” que tuvo el Presidente al nombrarlo.
Contra Mariano y la organización que ahora dirige, los argumentos son variados, que él no cumple con los requisitos técnicos para el cargo, que la DIS es una policía política y que no existe ningún control sobre ella.
Sin embargo, Figueres recibe las críticas tranquilo, porque de antemano sabía que él y la DIS podían ser cuestionados, a tal punto que ya se les llama “el Convoy del Terror”, haciendo alusión satírica a la Ruta de la Alegría que el Presidente instauró en el pasado.
Figueres sabe de esto y lo tolera estoico. En el pasado, el ahora director de la DIS denunció que él fue objeto de espionaje político en el marco de la discusión del TLC con Estados Unidos, precisamente, por la institución que él pretende reformar, por lo que no se sorprende de las críticas.
No obstante, sale al paso de los cuestionamientos y niega que vaya a conducir algún “convoy”, por el contrario, de la mano de la transparencia que quiere demostrar el nuevo mandatario, Figueres desterró de las prácticas de la DIS cualquier escucha telefónica, seguimiento o hackeo de cuentas electrónicas.
Esta directriz, emitida a sus subalternos, será parte de un proyecto de ley que presentará al Congreso para que estas actividades ilegales sean eliminadas completamente de esta organización.
Sin embargo, cuando se le pregunta sobre la necesidad de un consejo consultivo superior a la DIS, que haga más transparente su trabajo, Figueres ni lo acepta, ni lo descarta. Habrá que esperar su proyecto de ley.

¿Es la DIS una policía “política”?
Sin duda alguna en el pasado sí lo ha sido. Nuestra idea es hacer una reforma integral de la DIS y dentro de las primeras cosas que tenemos planeado es que nunca más vuelva a espiar a personas de bien y que no sirva más para sacarse clavos cuando hay un cambio de gobierno. La DIS es un centro de información, no una policía.

¿Tiene usted pruebas de que la DIS escuchó sus llamadas telefónicas y rastreó sus correos?
Sé que en el pasado fui blanco de interés para la DIS, pero no tengo pruebas, si las tuviera ya las hubiera presentando. Esta situación la han sentido quienes hemos chancleteado en las manifestaciones o incluso la gente de la prensa. Más allá de eso, lo que nos interesa es que eso no se vuelva a dar.

¿Están esos y otros archivos en estos momentos en poder de la DIS o desaparecieron ?
En estos momentos estamos revisando y en su momento presentaremos un informe al Presidente y a la opinión pública. A estas alturas no sabemos qué vamos a encontrar. Todo lo que encontremos y demuestre un proceder indebido de la DIS lo vamos a presentar. Vamos a sacar a la DIS de las sombras.

¿A qué atribuye que su nombramiento haya generado tanta polémica?
No lo sé, eso habría que preguntárselo a quienes cuestionan.

En el marco de la discusión del TLC con Estados Unidos, usted indicó entre otras cosas, que quienes apoyaban el acuerdo comercial eran “traidores de la patria” y que “como a todo chancho les llegará su hora”. ¿Considera usted que esas y otras personas teman que la policía política actúe contra ellos?
Como cualquier costarricense he tenido problemas de bronca en el pasado, sin embargo, lo que se debe ver ahora, es el proceder mío como funcionario público, si alguien quiere sacar cuestiones del pasado que lo haga, si es que pueden llevarme a los tribunales están en todo su derecho. Como funcionario público que soy ahora, no le temo al escrutinio publico y sé que estoy expuesto a ello.

El exministro de Seguridad Fernando Berrocal considera que nadie, excepto el sistema judicial, puede determinar quienes sí y quiénes no son malos ciudadanos refiriéndose a la DIS, lo contrario, es el principio de autoritarismo, ¿qué opina?
Qué curioso que ahora venga don Fernando a proponer estos temas, cuando él estuvo en el Gobierno y no lo hizo. No obstante, más allá de eso, nadie está diciendo que nosotros seamos “Tatica Dios” para decir quiénes son o no, ciudadanos de bien, eso depende del accionar de cada uno, si uno anda en malos pasos tendrá que temer del accionar de todos los cuerpos de la ley, pero eso no lo decidimos nosotros, sino las propias personas con su accionar.

¿Debe la DIS tener un superior jerárquico, algo así como una especie de consejo de seguridad con jerarcas de otras instituciones, para que haya un control más público de esta organización y evitar que actúe de forma subjetiva?
Aquellos que estuvieron en el Gobierno y ahora proponen eso como don Fernando, lo que les preocupa es su consciencia. Como ellos malutilizaron la DIS en los años más oscuros, entre 2006 y 2010, ahora piensan que nosotros vamos a hacer lo mismo que ellos hicieron, pero no es así, que tengan tranquilidad, nosotros no vamos a malutilizar esta institución.

¿Pero se incluirá esa reforma entre los cambios que planea para la DIS?
Vamos a tomar en consideración esa propuesta, pero en este momento no le puedo decir si la descarto o la apruebo. Tendremos que analizar todas las sugerencias.

¿Cómo se va a diferenciar la DIS bajo su mandato de lo hecho en el pasado?
Queremos fortalecer la relación con muchas agencias alrededor del mundo, no queremos que ninguna se considere dueña de la DIS como en el pasado, asimismo, vamos a fortalecer el intercambio de información sobre narcotráfico, tráfico y terrorismo. Por supuesto, se acabaron las escuchas telefónicas, rastreo de cuentas y otras cosas, para ello queremos impulsar una ley para que esto quede bien claro y no dependa de los vaivenes de la política.

Hay diputados que más bien quieren cerrar la DIS, ¿qué opina?
Espero que por la importancia del tema, la reforma a la DIS no se complique en la Asamblea Legislativa. Nuestro objetivo es más bien buscar un proyecto de consenso.

¿Qué tan importante será esa reforma que usted plantea para evitar que el espionaje continúe?
Por falta de una normativa legal clara, la labor de la DIS ha dependido de los gobiernos de turno en el pasado, y algunos de ellos, parecen haber hecho un mal uso de esta organización.

¿De qué forma logrará usted la transparencia para que la gente deje de creer que hay escuchas ilegales y hackeo de cuentas?
Lo primero es ser trasparentes de lo que estamos haciendo y de quiénes son sus jerarcas. Ya no va a ver más misterio, tendremos comunicación fluida con la prensa y atenderemos invitaciones de universidades y otros actores sociales para que conozcan nuestra labor.

¿En el pasado se pronunció usted a favor del cierre de la DIS?
Siempre he criticado la función de la DIS, pero que yo me acuerde nunca dije que se debía cerrarse porque esta dependencia es necesaria para el Estado. Lo que debemos eliminar es el componente de policía política que tuvo en el pasado, pero recordemos que la DIS es el contacto para recibir información de inteligencia de otros países para luchar contra flagelos como el narcotráfico y eso es necesario en un mundo globalizado.

¿Acaso no existen otras dependencias judiciales como el OIJ y la PCD que se pueden encargar de esa información de inteligencia para los mismos propósitos?
No, cada uno de los cuerpos cumplen funciones distintas. En el caso de la DIS, nuestro objetivo es salvaguardar al Estado por medio de la recolección de información desde hace más de 50 años.

¿A qué tipo de personas se les abrirá expedientes?
La DIS no es una policía represiva, nosotros no detenemos a nadie, no interrogamos ni nada de eso. Lo que hacemos nosotros es escuchar, analizar la información que nos llega por muchos medios y nosotros queremos que esa información provenga siempre de fuentes que sean legales. Nosotros cruzamos datos, analizamos escenarios y brindamos reportes a las instituciones del Estado. Lo que revelamos pueden ser cosas que van desde el posible aumento del dengue, hasta eventuales conflictos sociales por pobreza y falta de atención del Gobierno.

¿Hará la DIS escuchas telefónicas?
No quise decir eso, a nosotros no nos corresponde hacer eso. Cuando dije escuchar me referí a lo que sale en la prensa, en las redes sociales, lo que se habla en la calle o lo que se comenta alrededor de un chifrijo o en el estadio, a eso me refiero. Esos son medios legales.

¿Metió la mano la Embajada de Estados Unidos en el nombramiento de jerarcas del sector seguridad?
En el pasado fue así, pero en este Gobierno no.


Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR

Ver comentarios