Miércoles 18 julio 2018

Miércoles 18 julio 2018

Logo Acción en Rusia

Logo Acción en Rusia

Utilizar espray de espuma le podría costar $15 mil por partido a FIFA

Walter Herrera   [email protected] |  Miércoles 10 Enero, 2018


Justo cuando parecía que la FIFA, el organismo rector del fútbol mundial, estaba saliendo de su cúmulo de problemas legales, la organización volvió a tener problemas con la ley.

¿Su última fechoría? Ha sido acusado de usar una espuma patentada sin respetar ni respaldar los derechos de su inventor.

"La FIFA robó mi idea; esto es anti-fair play", dijo el brasileño Heine Allemagne, inventor de la espuma.

El producto permite a los oficiales pintar una línea blanca espumosa, demarcando el mínimo de 9,15 metros entre el balón y los defensores más cercanos en un tiro libre.

Allemagne dijo que las acciones de la FIFA han permitido a otras compañías producir y vender espráis rivales para usar en el fútbol organizado.

Después de años de solicitudes infructuosas de Allemagne para que la FIFA respete sus derechos, un tribunal de Río de Janeiro reconoció su patente en 44 países. El tribunal ordenó a la FIFA que dejara de usar el rociador en cualquiera de sus competiciones o se arriesgará a una multa de $15 mil por juego.

La FIFA dijo que no podía comentar sobre el caso porque la disputa continuaba. El fallo puede ser apelado, aunque FIFA, que tiene su sede en Zúrich, ha gastado más de $100 millones en honorarios legales desde que las autoridades de Estados Unidos revelaran una acusación contra varios altos funcionarios de la entidad por corrupción.

El querido espray de Allemagne está patentado bajo el nombre 9.15 Fair Play Limit.

Inicialmente, la FIFA intentó hacer lo correcto por Allemagne.

Documentos y correos electrónicos vistos por The New York Times mostraron que FIFA ofreció $500 mil para comprar la patente cinco meses antes de la Copa Mundial 2014. Ese acuerdo no se concretó, pero la empresa de espuma, que tiene su sede en Río, proporcionó unas 300 latas gratis para el torneo.

El logotipo de la compañía fue ocultado debido a la estricta política comercial del cuerpo de fútbol.

El espray desaparece aproximadamente un minuto después de su uso y resultó ser un éxito para la FIFA. Su exsecretario general, Jérôme Valcke, escribió lo mismo en una carta dirigida a Allemagne y al copropietario de la compañía, Pablo Silva, en setiembre de 2014, diciéndoles a los dos que su uso en la Copa del Mundo fue un "gran éxito para todas las partes interesadas".

Ante esta situación, Allemagne dijo que quería un mayor reconocimiento de la FIFA después de pasar 15 años desarrollando el espray a base de agua. También quiere que la corte de Río le otorgue $100 millones en daños y perjuicios.

Antes del veredicto del juez Ricardo Lafayette Campos, los abogados de FIFA escribieron a los abogados de Allemagne, indicando que la organización "no tiene más paciencia en este asunto". El bufete de abogados dijo que no había pruebas de patentes y que la FIFA no entablaría ninguna negociación. El juez brasileño esta semana escribió que la existencia de patentes estaba fuera de toda duda.