Universidades quieren plazos más cortos en Conesup
“Con la reforma se está alcahueteando la inercia de una administración ineficiente llevando a plazos más largos”, comentó Federico Malavassi, asesor legal de la UACA. Esteban Monge/La República
Enviar

Tiempos incluidos en proyecto de ley son excesivos

Universidades quieren plazos más cortos en Conesup

Autorización para abrir una nueva sede toma casi un año

Las universidades privadas quieren que el Conesup resuelva en plazos más cortos a los que propone un proyecto de ley presentado por el Gobierno.
No resulta admisible el tiempo que habría que esperar para la apertura de una carrera o de una nueva sede.
Las fechas se fijaron para hacer a la institución más eficiente en su respuesta a las universidades, según el proyecto.
No obstante, el problema podría estar en incumplimientos de las universidades que alarguen los tiempos, según el Conesup.
Si se aprobara la reforma, una universidad tendría que esperar hasta seis meses para poder abrir una sede.
Mientras, los trámites complejos como la apertura de una carrera podrían tardar un máximo de dos meses.
Un mes debería ser el tiempo máximo en que el Conesup responda a prácticamente cualquier gestión, de acuerdo con algunas universidades.
Este es el tiempo de respuesta en la administración pública y podría ser aplicable a los trámites que hoy duran años en resolverse.
A la fecha, ninguna gestión ante el Conesup tiene una duración menor a los ocho meses y la apertura de una carrera se puede estancar incluso dos años.
La espera resulta excesiva sobre todo si se toma en cuenta que el 60% de las propuestas fueron rechazadas en los últimos tres años.
La ineficiencia del ente regulador de las universidades privadas es una situación que reconoce el Ministerio de Educación Pública.
La escasez de recursos sería una de las limitantes para responder de manera pronta, de ahí la necesidad de aumentar su presupuesto.
Hoy solo hay ocho inspectores, cuatro abogados, dos vehículos y un chofer para atender 53 universidades.
El presupuesto para este año se acerca a los ¢85 millones, esto sin contar las cargas sociales y salarios que absorbe el Ministerio.
Parte de la culpa en los atrasos la deben cargar las universidades, debido a que no presentan a tiempo los documentos o se hace de manera incompleta, a criterio del Conesup.
Sobre este tema, el Ministerio de Educación Pública ampliará el plazo para recibir observaciones a la reforma hasta el próximo 13 de abril.

201504062338360.10+1.png
201504062338360.10-2.png

María Siu Lanzas
[email protected]

Ver comentarios