Enviar
¡Una derrota digna!
Jugando de tú a tú contra Argentina se perdió 3-2

Cristian Williams
[email protected]

Con mucha entrega, atrevimiento, irrespeto, ganas y buen fútbol, la selección nacional enfrentó a Argentina y le complicó las cosas, aunque al final terminó cayendo 3 -2.
Los dirigidos por Ronald González mostraron clase, osadía y la picardía que muchas veces ha perdido nuestro fútbol, pero demostraron lo ticos que son, al fallar en la definición.
Argentina, con un equipo conformado por futbolistas que militan en su liga local, lo cual no le quita nada, son excelentes jugadores, debió dar lo mejor de sí, para pasar de un empate que les hubiese amargado la noche.
En el primer minuto se demostró que el mensaje de González a sus jugadores fue de salir a jugar, a divertirse y Daniel Jiménez pegó el primer susto, pero pecó de individualista y dejó ir el primer gol.
El partido era bonito, ninguno dominaba, pero los dos intentaban ser ofensivos y así Nicolás Gaitán se internó por la izquierda hizo un centro que Keylor Navas despejó mal y se la colocó en la cabeza a José Sosa, quien agradeció el gesto y abrió el marcador.
La tricolor no se desesperó, reordenó la defensa, comenzó a tocar, apareció Michael Barrantes como la gran figura, impecable en la marca y generando creación.
Y tuvo su premio, ya que al 20, tras una falta que le cometieron a él mismo frente al área, soltó un obús que abombó las redes de Cristian Campestrini para el 1 - 1.
Unos brillaban más que otros, la defensa estaba sólida, la media cancha ordenada y adelante tenía más presencia Marco Ureña que Jiménez.
Un fallo en la zaga, tras un tiro libre al borde del área por la derecha dejó a Guillermo Burdisso solo ante Navas y sin pensarlo dos veces aumentó el marcador al 37, con lo que acabó el primer tiempo.
En la complementaria aparecieron los cambios, uno tras otro, lo que le quitó lucidez y ritmo al juego, que perdió la dinámica y las acciones en los marcos, mas aun así el juego de la nacional era bueno.
Pero quedaba lo mejor y fue a partir del 75 cuando Costa Rica soñó con el empate, comenzó a tocar con propiedad y ya con el maestrito Diego Estrada en la cancha, la cosa pintaba mejor.
Fue Estrada quien dejó, tras un pase perfecto, a Diego Madrigal frente al portero Campestrini, y este, sin ningún nervio lo venció para decretar el 2-2. Excelente resultado que silenció el estadio argentino.
Pero la alegría fue efímera, ya que solo tres minutos después del empate, de nuevo la defensa falló en la marca y Franco Jara puso el definitivo 3 - 2, pese a que Argenis Fernández y Bryan Oviedo, este con un trallazo al poste, casi empatan de nuevo.
“Nos costaba mantener la posesión de la pelota. Tuvimos la lentitud propia de las pretemporadas”, dijo Maradona, camino al vestuario. “Costa Rica parecía Alemania al lado nuestro...”.

Consulta: transmisión de canales 6 y 7
Ver comentarios