Logo La República

Miércoles, 29 de mayo de 2024



FORO DE LECTORES


Una propuesta de ruta financiera que nos ayudará a descarbonizarnos para el 2050

Ricardo Trujillo gerencia@fibrotel.cr | Viernes 24 junio, 2022

RT

Ricardo Trujillo Molina MScEE gerencia@fibrotel.cr

Si bien es cierto que el plan nacional de descarbonización esta basado en acciones simultaneas en 10 ejes claves de trabajo, los de transporte público, liviano y de carga son por ahora los tres más importantes y estratégicos de todos.

Tal parece que sobran propuestas para financiar con dineros extranjeros el transporte público, en especial el famoso tren de pasajeros de la GAM, el cual ha despertado el interés del BCIE y de múltiples empresas transnacionales, así como la flota de autobuses eléctricos, que ya está recibiendo donaciones de algunos prototipos para ser sometidos a pruebas. De manera que no voy en este articulo a referirme a eso dos ejes. Me pienso enfocar en el eje del transporte liviano o transporte de la inmensa mayoría de costarricenses.

Nada golpea tanto el bolsillo del tico, a excepción de los impuestos como el incremento en el precio del petróleo y de las gasolinas. Ese incremento de precios eleva el índice de la inflación económica y también encarece a todos los bienes que producimos y consumimos. Es por ello que encontrar lo antes posible el sustituto energético a las gasolinas es una prioridad nacional y de paso sería la solución ideal para cumplir con las metas en ese eje de la descarbonización. Y no hay otro sustituto a la vista en los próximos 30 anos que no sea la energía eléctrica, aunque también se perfile el hidrogeno a mediano y largo plazo.

Pero para sustituir las gasolinas por energía eléctrica primero tenemos que cambiar nuestros autos de gasolina por uno eléctrico, y eso implica una inversión de altísima cuantía para la inmensa mayoría de los ticos, muy superior al monto que todos estamos obligados a pagar por concepto de deuda pública y que ya es un monto superior a los US$ 6,000 per cápita.

Suponiendo que el actual gobierno de la república logra renegociar con el FMI o con la banca mundial el plazo del pago de la deuda pública, postergándola a unos 30 a 50 años plazo, de manera que ya no sería el pago de esa deuda el gran obstáculo fiscal para nuestro futuro desarrollo económico, entonces pondríamos todo nuestro esfuerzo en alcanzar la meta de la descarbonización de nuestra economía. Dudo que la descarbonización sea la prioridad de gobierno futuro alguno o de toda nuestra sociedad, si no ha sido resuelto en primera instancia el pago de la deuda pública. Hacerles frente a esas dos obligaciones de manera simultánea creo que sería una tarea imposible.

COSTO APROXIMADO PARA LA TOTAL DESCARBONIZACION DEL TRANSPORTE LIVIANO

https://www.larepublica.net/noticia/retos-del-financiamiento-climatico-se-analizaron-en-cumbre-internacional-en-costa-rica

Este es un calculo que desde el primer dia del anuncio del plan nacional de descarbonización siempre me ha cautivado y al que le he dedicado mucha atención, porque a esta fecha no ha sido adecuadamente abordado ni claramente definido en dicho plan.

Si el parque automotor nacional es de mas de 2 millones de vehículos en circulación, eso implica qué para sustituir esos vehículos a gasolina por modernos impulsados con energía eléctrica, vamos a necesitar por lo menos de US$ 45 mil dólares precio promedio para la compra de cada uno que al multiplicarlos por dos millones nos da como resultado US$ 90 mil millones de dólares, mas o menos un 20% de margen de error. Ese desembolso seria de US$ 3 mil millones de dólares en promedio anual durante los próximos 30 años. Si la progresión de compras fuese exponencial en vez de lineal, es decir que comenzásemos lentamente para terminar rápidamente, podríamos iniciar con un arranque de MIL MILLONES DE DOLARES ANUALES importando esos autos eléctricos, bien podríamos terminar importándolos a razón de CINCO MIL MILLONES DE DOLARES ANUALES al final del periodo de los 30 años.

De acuerdo a la última estimación basada en una progresión exponencial para las importaciones de autos eléctricos, el país requeriría de créditos blandos disponibles en la banca internacional por el orden de los mil millones de dólares anuales durante un periodo de por lo menos cinco años, los siguientes cinco años ese monto tendría que incrementarse a dos mil millones de dólares y así sucesivamente hasta llegar al decenio del 2040 al 2050, en donde los requerimientos alcanzarían los cuatro a cinco mil millones de dólares por año.

¿Es posible conseguir esos créditos blandos?

https://unfccc.int/list-of-recent-climate-funding-announcements

Por supuesto que sí, hay fondos para la descarbonización del planeta en cantidades exorbitantes, y hasta el país los ha estado recibiendo mucho antes de iniciar el proceso en serio. El BID ya le concedió a Costa Rica un préstamo por la suma de US 250 millones de dólares solo para promover mayor uso de la energía eléctrica en todo el proceso descarbonizador. Y el BCIE le ha ofrecido al gobierno un crédito super blando por US$ 500 millones de dólares para los estudios relacionados con la construcción de un tren eléctrico de Cartago hasta Alajuela. Y el BIRF ya desembolso otros $ 75 millones más.

Existen fondos en toda la banca mundial para llevar a cabo nuestra descarbonización pero que todavía no estamos en la fase de aprovechamiento. La razón es sencilla, el proceso de descarbonización mundial es todo un negociazo a futuro para las economías mas desarrolladas del planeta, especialmente para los países fabricantes de autos eléctricos, entre ellos los USA, China, Japón, Korea, Alemania, Francia, y otros países de Europa. Muchos otros países intervendrán en ese inmenso mercado, como México, Brasil, Argentina, India, etc.

De manera que el dinero ya existe, y sus tasas de interés son bajas y blandas siempre que los fondos se utilicen para la compra de la tecnología automotriz que ofrecerá el país oferente. Ningún banco de Japón estará dispuesto a financiar carros chinos o de los USA. Ni los bancos alemanes lo haría para carros gringos.

Lo que sí hace falta para ese fin es que el actual gobierno cree un banco que tenga la garantía del estado que pueda recibir y comience a colocar en préstamos para la importación y para la venta de vehículos eléctricos, todos esos multimillonarios fondos lo antes posible. Ser de los primeros países que aprovechen esa disponibilidad de dinero es esencial y contribuiría de inmediato a la importación de miles de nuevos autos eléctricos y a la reducción gradual y paulatina de las importaciones de derivados del petróleo que hoy dia por su alto precio, tienen en jaque a nuestra economía. Esa es por ahora la única ruta a seguir para alcanzar la descarbonización para el 2050 según nuestro compromiso con el acuerdo de Paris.

Plan Nacional de descarbonización. Costa Rica lanzó su Plan Nacional de Descarbonización el 24 de febrero del 2019, con el compromiso de convertirse en una economía moderna, verde y libre de emisiones. El objetivo a largo plazo es tener emisiones netas cero para el 2050, con base en estos 10 ejes claves y estas estrategias transversales.

https://es-us.finanzas.yahoo.com/noticias/crece-brecha-energ%C3%ADa-limpia-ricos-183953537.html








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.