Logo La República

Viernes, 27 de noviembre de 2020



FORO DE LECTORES


Una experiencia atípica en Santa Ana de un estudiante internacional

Anthony Titcombe [email protected] | Jueves 11 junio, 2020

Anthony Titcombe, actualmente estudiante del United World College

Inicialmente elegí ir a la institución académica UWC Costa Rica en Santa Ana porque mis compañeros me dijeron del significado literal del nombre del país "Costa Rica", por lo que las expectativas eran que tenía todos los recursos naturales y las industrias.

Así que venir a la escuela y no ver playas o un lago alrededor fue una desilusión tan grande como descubrir que la "Costa Rica" tiene importaciones por valor de hasta $10 mil millones de dólares. Nos tomó a algunos un poco de tiempo acostumbrarnos.

Y para mis padres fue una experiencia completamente nueva dejar que su hijo abandonara las costas de Nigeria, nuestra patria.

Sin embargo, Santa Ana no era la definición de hogar, particularmente si soy negro. Ya ves, al vivir dentro de tu casa, o como yo en la escuela, se vive en una burbuja, especialmente si el medio de transporte hacia lugares cerca son Ubers o taxis.

En las calles, hay personas que cruzan los carriles al ver mi piel. Personas que me dicen cosas en español que mi español aún ni siquiera puede comprender. Aún peor, personas que vuelven la cabeza, adelante la dirección que voy a tomar.

Las personas sostienen sus bolsos y carritos de compras con más fuerza al ver mi sombra. Los policías cambian constantemente el carril por el que caminan según el carril por el que yo camino. Y sus ojos observando constantemente mi próximo movimiento, especialmente en el mostrador.

Hace unos días decidí utilizar el bus público para aprender de las personas de Santa Ana y su convicencia, la cultura, la actitud, los vaivenes de esta ciudad. Heme aquí, tomé asiento y cada pasajero que entró ignoro el asiento vacío a mi lado.

Tomé el bus 13 veces y solo una vez no fui tratado como intruso, justamente cuando me vestí para una reunión. Mi vestimenta demostró la delgada línea entre la aceptabilidad social y ser una aberración.

Literalmente estaba físicamente distanciado mucho antes de la pandemia. Yo era el "no se me acerque para no contagiarme del virus de su piel" o cualquier creencia profundamente arraigada. Tuve que aprender de una cultura mientras la observaba desde la distancia, desarrollé una paranoia al observar cada uno de mis movimientos, aumentó miedo de lo que me puede pasar en una ciudad que ve mi piel como una aberración.

En beneficio de la duda, me gustaría decir que es porque Santa Ana no es una ciudad internacional y una zona turística lo que provoca que no vean a muchas personas negras y aún no han entrenado sus emociones y reflejos sobre cómo las personas que se ven como yo actuarían.

En un momento en que la brutalidad policial en el extranjero y la campaña Black Lives Matter están en el calor del momento, diría que como pueblo todavía tenemos un largo camino por recorrer para anular el estereotipo criminal de las personas negras. Más personas que se parecen a mí, personas que tienen inmensa gratitud por venir a Santa Ana vendrán aquí.

Gente, esta es una ciudad rudimentariamente cristiana. El Dios al que usted sirve creó hombres con diferentes pieles. El odio solo le dice que cometió un error. No necesitamos recrear nuestra imagen de Dios para odiar a los negros y, para algunas personas, a los nicaragüenses. Ustedes son cristianos. Ya es hora de que actúen como uno.

Lea más United World College

Soy Anthony Titcombe, actualmente estudiante del United World College aquí en Costa Rica, orgullosamente nigeriano, entre otras cosas. Me gradúo en mayo del 2021 y tengo la meta de estudiar Ingeniería Mecánica en la universidad. Tengo una profunda pasión por escribir, debatir y ser un experto en deconstrucción. Disfruto apasionadamente el juego de fútbol. Sin embargo, lo más importante es la alegría que obtengo al ayudar a otras personas y usar mi voz como un instrumento de cambio, acción. Principalmente una voz para los oprimidos y los que ya no tienen una.






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.