Enviar
Un título para españoles
Bucarest prepara la fiesta para coronar hoy al campeón de la Europa League

Athletic de Bilbao lleva 28 años esperando celebrar un título con su afición, Atlético de Madrid hizo doblete en 2010 y ahora quiere repetir. La final es en Rumania, que se convirtió en territorio español.
Aparte de españoles, ambos equipos comparten que en su indumentaria el rojo y blanco es vital, así que, miles de rojiblancos han llenado las calles de Bucarest, para vivir esta inédita final.
Será a partir de las 12.45 p.m. (hora de Costa Rica) cuando el silbatero alemán Wolfgang Stark señale el inicio, para que los 55.200 espectadores presentes en el Estadio Nacional de Bucarest vivan la fiesta de los españoles, con el segundo torneo más importante a nivel de clubes de Europa.
El duelo en los banquillos tendrá acento argentino (Diego Simeone ante Marcelo Bielsa), pero en el campo habrá fútbol del bueno: Llorente contra Falcao, Muniain versus Adrián, Diego versus Ander Herrera.
Ganar la Europa League hará que en Bilbao saquen la gabarra (barco donde celebran sus victorias) 28 años después o que en Madrid la fiesta se traslade a Neptuno, punto neurálgico de las celebraciones colchoneras.
Hay más urgencias en el Athletic en ganar un título. Al fin y al cabo toda una generación de seguidores vizcaínos no han visto alzar una copa a su equipo del alma. Lo del Athletic es cuestión de supervivencia.
Por su parte, el Atlético hace solo dos años logró la Europa League y la Supercopa de Europa y ahora sueña con repetir para olvidar los malos momentos recientes.
Es difícil imaginar escenario mejor para una final de la Liga de Europa: dos equipos que valoran la competición y anhelan el trofeo; y una ciudad volcada a la gran cita, entregada a los visitantes y ávida de hacerles sentir en casa.
El ambiente entre las dos aficiones es de absoluta fraternidad. Seguidores de uno y otro equipo se saludan y bromean al pasar, y beben codo con codo en muchas mesas del centro. Banderas rojigualdas y letreros en español les dan la bienvenida a todos en las terrazas.
Más de 5 mil efectivos del Ministerio del Interior velarán por la seguridad en la ciudad, donde los españoles dejarán unos €30 millones, según cálculos de La Federación Rumana de Fútbol.
Para el Athletic Club de Bilbao este puede ser el trigésimo tercer título oficial, el que, de ganar al Atlético de Madrid, sería el primero en Europa.
Todo o nada en 90 minutos, quizá más, si hay empate, en la segunda final española de la historia del torneo, tras la ganada en los penaltis por el Sevilla al Espanyol en 2006-2007, y la sétima en una competición continental.

Cristian Williams y EFE
[email protected]

Ver comentarios