Un descenso apretado
Alfonso Quesada será el portero estelar de San Carlos y así tendrá muchos minutos de acción. Archivo/La República
Enviar

Once puntos de ventaja le llevaba el Uruguay de Coronado a Carmelita cuando arrancó el torneo de Verano de la temporada anterior.

Y…¿quién descendió?

El equipo lechero. La nave comandada por el piloto Ronald González se fue a pique y todo lo contrario, el barco de Vinicio Alvarado se metió en aguas de manantial y se salvó del infierno, en un cierre dramático donde cada juego resultó una final.

Cuando concluyó el Invierno de la campaña anterior, el tema del descenso era unilateral: solo había un candidato, Carmelita. Hoy el escenario luce más poblado porque la diferencia numérica entre San Carlos, último lugar y precisamente Carmelita, sétimo puesto es de nueve puntos, dos menos que la que marcó el “abismo” entre lecheros y carmelos la temporada anterior.

Pero, lo interesante y novedoso de esta nueva campaña es que entre Carmelita sétimo y San Carlos décimo segundo, están metidos en la “fiesta” del descenso otros cuatro equipos, todos también candidatos a viajar a ese espinoso destino del que miles de clubes nunca regresan.

A pocas semanas de que se inicie el Torneo de Verano que es el que marca el descenso de categoría, el entorno del fútbol costarricense sigue centrado en lo sucedido en el Invierno con la campeonización del Saprissa, las broncas con los silbateros, el fichaje de nuevos jugadores, la venta de pierna al extranjero y pocos le dan un vistazo a la clasificación, que proyecta numéricamente una disputa para evitar el descenso intensa.

En esta ocasión no hay candidato único y si vemos la tabla de abajo hacia arriba, los “Toros” son coleros con 17 puntos, pero solo están dos debajo de Liberia que suma 19.

Luego en ascenso, se forma un bloque de tres equipos separados por un solo punto: Universidad de Costa Rica (22), Belén (23) y Pérez Zeledón (24) y un poco más distante Carmelita con 26 unidades.

Todos estos equipos están proyectados a descender y cuentan con 22 fechas para evitarlo.

Las tesorerías de estos clubes no están precisamente forradas en billete, de manera que se ven impedidos de entrar al mercado a amarrar fichajes rimbombantes por lo que apuntan a futbolistas de perfil medio.

Por ejemplo el marco sancarleño será defendido por Alfonso Quesada y la artillería por Johnny Woodly, dos piezas que eran del Alajuelense.

Liberia nos anuncia al ariete Anderson Andrade, mientras que de la Academia no llegan precisamente buenas noticias al romperse, ojalá que sea momentáneamente la ayuda económica de la UCR al equipo.

Belén y Pérez Zeledón son dos equipos fuertes dentro del grupo de los complicados con el eventual descenso y Carmelita sacó billete para reforzar sus líneas con jugadores fogueados como Olman Vargas, Guillermo Moreira, José Adrián Marrero y Ariel Soto.
Es difícil y aventurado entonces señalar a uno solo de estos seis equipos como el más firme candidato al descenso.

La clasificación
Carmelita 26 pts.
Pérez Zeledón 24
Belén 23
Universidad 22
Liberia 19
San Carlos 17

 

 

Ver comentarios