Ulises “El táctico”
Ulises Segura, un volante más táctico, de fútbol más sobrio y colectivo les ganó el espacio en la Tricolor. Archivo/La República
Enviar

Dos caras nuevas en la Selección Nacional que no figuraron en los primeros juegos de la hexagonal mundialista: Heiner Mora y Ulises Segura.

El primero, mundialista en Brasil, aunque no tuvo acción por estar lesionado. Ulises, convocado a la Uncaf y partícipe del fracaso de Costa Rica en el torneo.

¿Por qué Óscar Ramírez selecciona a Segura y deja afuera a los dos mediocampistas más talentosos del fútbol nacional, Elías Aguilar y Marvin Angulo?

La respuesta es fácil: por táctica.

Ulises Segura es táctico.

Óscar Ramírez es táctico, no es un estratega emocional.

El típico 10 no existe en el engranaje de la Selección Nacional y si existe se llama Bryan Ruiz; no hay espacio para más gente y el Macho no gusta de jugadores creativos pero “hueveadores”; inteligentes pero que juegan con pausas; de servicios magistrales, pero igual, que detienen el ritmo y vértigo de la acción.

Marvin Angulo y Elías Aguilar tuvieron sus minutos en la Uncaf; muchos o pocos no interesa; fueron titulares, suplentes sea como sea, injusta o justamente, no pudieron echarse a la Tricolor al hombro del ingenio de su fútbol.

Ninguno de los dos jugó bien en el torneo del área.

Entonces, el director técnico del equipo de todos, vuelca la mirada en un futbolista sobrio, bien estacionado, que sabe pararse y ubicarse en el terreno de juego, que no corre a lo loco, equilibrado emocionalmente, polifuncional, con un fútbol muy similar al de Celso Borges y lo llama a esta cita tan determinante para el seleccionado, con ese par de juegos trascendentales en México y San Pedro Sula: Ulises Segura.

El “Machillo” ya había dado señales de no necesitar del fútbol de Aguilar y Angulo para poner a caminar al equipo; ni siquiera ocupa de sus letales tiros libres, pues tiene a Randall Azofeifa en la nómina. En convocatorias anteriores, no estuvieron los nombres de este par de mediocampistas del Saprissa y Herediano, que deleitan en cada jornada del Verano.

Óscar Ramírez entonces, prefirió la sobriedad y el fútbol simple y táctico de Segura, a la espectacularidad del fútbol de Elías y Marvin.
¡Cero extrañezas!

El fútbol del mediocampista del Saprissa es muchísimo más afín a las ideas tácticas que gusta manejar el estratega de la Selección Nacional, reacio a las sorpresas en las convocatorias, leal a su grupo y obsesivo en trabajar con las piernas que conoce.

Esto último, creemos nosotros, vuelve a dejar por fuera del seleccionado a Daniel Colindres, el mejor delantero del campeonato, un futbolista pícaro, desafiante y veloz, que por lo visto, no calza en el fútbol que ordena el técnico de la selección en ataque, aferrado a lo que pueden producir sus preferidos: Marco Ureña, Johan Venegas y Joel Campbell.

Hace una semana en esta misma portada, clamábamos por la convocatoria de Colindres a la Tricolor; la creímos justa y necesaria. Sabíamos que Marco, Joel y Johan son intocables y supusimos que Daniel podría ir como otro delantero: ese otro delantero será José Guillermo Ortiz. El exmanudo que trabajó con Ramírez en la Liga, le ganó la excursión al atacante morado.

 

De nuevo afuera

Después de ser convocados a la Selección Nacional para jugar la UNCAF, los mediocampistas Marvin Angulo y Elías Aguilar, fueron desenchufados del grupo que irá a México y Honduras a dos juegos de la hexagonal.


Ulises Segura, un volante más táctico, de fútbol más sobrio y colectivo les ganó el espacio en la Tricolor.

 

 

 

Ver comentarios