UE impulsa coches eléctricos para acortar distancia con China
La Comisión Europea, el brazo regulatorio de la UE, planea proponer una reducción del 30% a las emisiones de dióxido de carbono de automóviles para 2030. Bloomberg/La República
Enviar

La producción de vehículos eléctricos en la Unión Europea recibirá un nuevo impulso, cuando los reguladores de la región tomen medidas para acortar la distancia con China, adoptando medidas más estrictas para reducir las emisiones de automotrices como Volkswagen AG y Fiat Chrysler Automobiles NV.

La Comisión Europea, el brazo regulatorio de la UE, planea proponer una reducción del 30% a las emisiones de dióxido de carbono de automóviles para 2030, como parte de una reforzada campaña contra el calentamiento global.

El plan, que podría endurecer progresivamente los límites existentes de emisiones de CO2, también incluirá incentivos para que los fabricantes de automóviles cambien a vehículos eléctricos.

“Hay un componente para tratar de facilitar el desarrollo de una industria más fuerte de producción de vehículos eléctricos, habrá una carrera para desarrollar vehículos de energía limpia. Estamos viendo que otros están tomando la delantera”, dijo Miguel Arias Cañete, comisionado europeo de Clima y Energía, en una entrevista en su oficina en Bruselas.

Europa se está preparando para una revolución tecnológica en la industria del transporte terrestre, que podría convertir los motores a combustión en piezas de museo, en una apuesta por mantener el liderazgo en el mercado mundial de vehículos de pasajeros.

La Comisión está aprovechando el acuerdo de protección climática alcanzando en París por casi 200 países a finales de 2015, para controlar la polución del transporte terrestre europeo, que ha revertido la tendencia general en la UE de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, incluyendo CO2, acusado por el cambio climático.

Según el Acuerdo de París, la UE quiere reducir esa contaminación en al menos un 40% en 2030 comparado con 1990.

Mientras China expande su dominio en el mercado de vehículos eléctricos con el uso contundente de cuotas, Europa apuesta por un enfoque más sutil, que forzaría a los fabricantes de autos a escoger entre hacer los motores a combustión más limpios o abandonarlos en favor de autos eléctricos.

El mercado chino ya alardea de tener 400 tipos de vehículos eléctricos, mientras Europa tiene seis, según Cañete. La India, mientras tanto, busca que todos los vehículos de pasajeros vendidos en 2030 sean eléctricos.

“Hay una gran diferencia entre la Unión Europea, que inventó el automóvil, y los países en desarrollo, esta propuesta tiene este elemento de incentivo para alentar a los fabricantes de automóviles a desarrollar un número y una variedad significativa de vehículos eléctricos”, dijo Cañete. 

Ver comentarios