Nuria Marín

Enviar
Lunes 15 Febrero, 2010


Creciendo [email protected]
TSE, misión cumplida


Quisiera hacer un justo reconocimiento al Tribunal Supremo de Elecciones no solo por la excelente labor desplegada como uno de los más importantes protagonistas y desde luego garante de este proceso sino por constituir un ejemplo de vanguardia para el resto de las instituciones del Estado.
Gracias al trabajo visionario, proactivo y tesonero realizado por personas de integridad intachable como son los magistrados Antonio Sobrado, Eugenia María Zamora y Max Alberto Esquivel, a los que luego se unirían por mandato constitucional Mario Seing y Zetty Bou, el TSE ha sido ejemplo de excelencia, imparcialidad, capacidad de respuesta y adaptación a las nuevas demandas de los tiempos.
Como lo indicó en una reciente entrevista el presidente Sobrado a nuestra distinguida compañera de LA REPUBLICA, Vilma Ibarra, en los últimos ocho años el Tribunal ha tenido que enfrentar una intensa actividad electoral como nunca antes, pues a las responsabilidades de siempre se sumaron una segunda ronda electoral, elecciones diferenciadas para las alcaldías, y el primer referéndum en la historia costarricense.
Si estas responsabilidades no fueran poco, el TSE se abocó a promover una importante reforma al Código Electoral con importantes avances en término de paridad de género, transparencia en el financiamiento, y eficiencia procesal entre otras, legislación de avanzada que entró en vigencia el pasado año y puesta en práctica en este proceso con los retos que ello implica.
Estamos seguros que, acorde con la filosofía de mejoramiento continuo de los magistrados y su excelente equipo, será el mismo TSE, el primero en promover nuevas mejoras a esta legislación para subsanar algunas debilidades encontradas sobre la marcha.
Este TSE ha descollado también por la incorporación de nuevas tecnologías de información y comunicación. Su página web es sobresaliente en términos de cantidad, calidad e inmediatez de la información así como la simplicidad para acceder a esta, elementos fundamentales para la transparencia y excelencia en el servicio.
En el uso de las tecnologías de la información y la comunicación destacan también el uso de la red para impartir cursos virtuales para los miembros de las juntas receptoras de votos, la transmisión en vivo del escrutinio de votos, y su uso para una más rápida y segura transmisión de datos.
El TSE retomó con fuertes bríos su labor de educación cívica y valores ciudadanos no solo con una campaña mediática fresca sino mediante programas radiales como “La Voz del Tribunal Supremo de Elecciones” o bien propiciar discusiones de alto nivel entre los partidos políticos sobre los temas más sobresalientes en la agenda nacional.
Por todo lo anterior, una efusiva felicitación a todas las personas que integran el TSE, a los integrantes del cuerpo nacional de delegados y a los miles de personas que apoyaron cívica y con los más sublimes valores patrióticos en las mesas y centros de votación, como humilde costarricense hoy les digo, ¡gracias!