Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



ÚLTIMA HORA


Trump y Kim Jong-Un buscarán la paz y la desnuclearización

Armando Quesada Webb [email protected] | Martes 12 junio, 2018 09:55 am

Trump y Kim
Archivo/La República


Después de meses de tensión, el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, finalmente se ha reunido en Singapur con el Líder Supremo de Corea del Norte, Kim Jong-Un.

Había una gran incertidumbre con respecto a qué se lograría en este encuentro, pero por ahora todo indica que los resultados serán positivos. Ambos mandatario se mostraron satisfechos con el diálogo logrado, e incluso firmaron un acuerdo para comenzar la desnuclearización de la Península Coreana, un paso enorme para finalmente llegar a la paz.

Lea más: Trump mantiene su popularidad a pesar de escándalos

Incluso, Trump aseguró en conferencia de prensa que Corea del Norte ya está destruyendo sus principales centros de pruebas nucleares, aunque los coreanos no han aclarado si esto es cierto.

Aún así, parece que ambas naciones se muestran optimistas a que las metas establecidas se logren. Los dos líderes manifestaron su satisfacción con la reunión, y se dieron la mano en varias ocasiones para simbolizar esta nueva relación.

"Como demuestra la historia, los adversarios pueden convertirse en amigos”, dijo Trump a los periodistas.

Por su parte, Kim expresó que la reunión servirá para "dejar atrás el pasado y lograr un gran cambio.”

El Presidente de los Estados Unidos hasta llegó a invitar al Líder Supremo coreano a la Casa Blanca para continuar el proceso de paz.

Lea más: Cambio de la embajada de Estados Unidos en Israel genera conflicto en Gaza

Es imposible asegurar si esta amistad durará, pero definitivamente al mundo le conviene que estos dos países lleguen a la paz y así evitar conflictos nucleares. La desnuclearización de las Coreas sería un episodio sin precedentes en la diplomacia estadounidense.

Hay rumores de que esta cumbre le valga el Premio Nobel de la Paz a Trump, Kim y Moon Jae-In, el presidente de Corea del Sur, quien ayudó a organizar el encuentro. Por lo menos el mandatario estadounidense ha dicho que cree merecerlo.