Trump denuncia comercio chino injusto pero culpa a predecesores
En la rueda de prensa que mantuvo junto con el presidente Xi Jinping, las palabras de Trump contrastaron con lo que dijo que había “muy buena química” entre los dos líderes cuando anunciaron acuerdos de inversión por $250 mil millones, muchos de los cuales son pactos no vinculantes. Bloomberg/La República
Enviar

El presidente Donald Trump dijo que China se está aprovechando de los trabajadores y las empresas estadounidenses con prácticas comerciales injustas, pero culpó a sus predecesores en la Casa Blanca, en lugar de China, de permitir el enorme déficit comercial con Estados Unidos.

En la rueda de prensa que mantuvo junto con el presidente Xi Jinping, las palabras de Trump contrastaron con lo que dijo que había “muy buena química” entre los dos líderes cuando anunciaron acuerdos de inversión por $250 mil millones, muchos de los cuales son pactos no vinculantes.

No obstante, los comentarios de Trump se convirtieron en una aguda crítica a lo que calificó de políticas depredadoras chinas que desviaron los beneficios comerciales de la economía estadounidense.

La relación comercial “entre China y Estados Unidos no ha sido muy justa, todos sabemos que Estados Unidos tiene un enorme déficit comercial anual con China, una cifra más allá de lo que cualquiera pueda entender, tanto Estados Unidos como China tendrán un futuro más próspero si podemos lograr un campo de juego más equilibrado”, dijo Trump.

Trump intentó desviar la culpa hacia los líderes estadounidenses anteriores, diciendo que habían gestionado mal el problema. “Después de todo, ¿quién puede culpar a un país por poder aprovecharse de otro en beneficio de sus ciudadanos? En realidad culpo a las administraciones pasadas por permitir que se produjese este déficit comercial”, dijo el mandatario estadounidense.

Xi asintió cuando Trump dijo que no culpa a China por el desequilibrio comercial. En sus propios comentarios, no abordó directamente las acusaciones de Trump sobre prácticas comerciales desleales, pero dijo que está comprometido con la apertura de su economía.

Citó los nuevos acuerdos como “grandes ejemplos” del potencial de una victoria para todas las partes gracias a los vínculos.

Xi dijo que China “introducirá grandes avances de reforma” en los próximos años y que las compañías extranjeras en China encontrarán el ambiente de negocios más transparente y más ordenado.

Añadió que China está dispuesta a aumentar significativamente las importaciones de energía y productos agrícolas de Estados Unidos, así como de películas, además agregó que las instituciones financieras de Estados Unidos podían invertir en la iniciativa Belt And Road, la política de China de impulsar el comercio y la inversión a lo largo de las rutas comerciales tradicionales hacia Europa mediante una mejora de la infraestructura.

Ver comentarios