Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



NACIONALES


Trocha estaría lista en 2014

Natasha Cambronero [email protected] | Viernes 28 septiembre, 2012



Diseños están inconclusos y obras no han salido a licitación
Trocha estaría lista en 2014
Al menos ¢17 mil millones de la Comisión de Emergencias se destinarán a la segunda fase
De atrás para adelante se pretende finalizar la construcción de la trocha fronteriza.
Tras la inversión hecha de ¢20 mil millones, no será hasta ahora cuando el proyecto se realice con base en un diseño y estudios topográficos.
Las empresas que realizarán las obras tampoco serán elegidas a dedo y de manera expedita, sino que ahora deberán ganar el proceso de licitación.
Esos trámites, que si bien se utilizarán como mecanismo de seguridad, para evitar nuevos despilfarros de dinero, ocasionarán que la obra, en el mejor de los casos esté concluida y lista para transitar hasta finales del año entrante o principios de 2014.
De ese proceso, aún falta que el diseño de la vía esté concluido, para posteriormente abrir los procesos de contratación.
Los 160 kilómetros que conforman la ruta 1856-Juan Rafael Mora se dividirán en cinco tramos. Cada sector tendrá un cartel de licitación diferente para agilizar la construcción. Una vez finalizada la carretera que será de lastre, se podrá transitar a 60 km por hora en curvas y pendientes.
En ese sentido, una empresa será la encargada de construir el sector entre los Chiles y Pocosol, otra desde ese punto hasta Medio Queso y de ahí a Boca San Carlos debe desarrollar el tramo otra constructora.
De Boca San Carlos a Boca Sarapiquí será el cuarto sector que se saque a licitación, mientras que de ese punto se concluirá la obra hasta Delta Costa Rica.
La trocha podría quedar en manos de cinco constructoras diferentes, o bien en las de una sola, si esa llega a ganar los cinco contratos.
“Dividimos la trocha en cinco secciones, porque es más fácil hacer la obra, pues cada sitio está dividido por un río, aunque al final todas las licitaciones van a quedar iguales ya que se construirán con el mismo diseño”, explicó José Luis Salas, director ejecutivo del Conavi.
Los procesos de licitación estarían concluidos antes de que finalice el año, de cumplirse el calendario fijado. La idea es que la segunda fase de esta carretera arranque a más tardar durante el primer trimestre del año entrante.
De momento se cuenta con ¢17 mil millones de la Comisión Nacional de Emergencias para concluir la obra, aunque se desconoce si ese dinero será suficiente o por el contrario se requerirá conseguir más recursos.
Los trabajos en esta carretera se suspendieron casi en su totalidad a principios de mayo pasado cuando la presidenta Laura Chinchilla denunció presuntas anomalías en la contratación de obra y llevó el caso ante el Ministerio Público para abrir una investigación penal contra las 23 empresas que habían sido contratadas para la obra.
Por ese caso fue destituido Francisco Jiménez, quien fungía como ministro de Obras Públicas y Transportes, y otros funcionarios del Conavi, quienes son investigados.
Para evitar nuevas irregularidades, la firma CACISA será la encargada de supervisar las obras, labor que se prevé sea más eficiente con la presencia de planos, presupuestos y diseños establecidos con anterioridad.
 

Natasha Cambronero
[email protected]