Logo La República

Sábado, 19 de octubre de 2019



NACIONALES


No se explica cómo financiar el proyecto de $1,2 mil millones

Tren eléctrico sin rumbo claro

Gobierno quiere dejar concesionada primera ruta de tren antes de 2022

Esteban Arrieta [email protected] | Miércoles 21 noviembre, 2018

tren eléctrico
Esta es la tercera versión en cinco años del proyecto del tren urbano. Shutterstock/La República


El gobierno pretende dejar concesionada la primera ruta del tren eléctrico interurbano antes de dejar el cargo en 2022, lo que implica iniciar con el cartel de licitación a finales de 2019.

Entretanto, una llamada ingeniería de valor —una especie de estudio de factibilidad— explicaría cómo financiar el proyecto, cuya construcción requeriría la inversión de unos $1,2 mil millones, de acuerdo con el plan que el gobierno presentó la semana antepasada.

Lea más: Tren elevado: ¿buena o mala opción para el transporte urbano?

Sin embargo, el pago de las tarifas de los pasajeros solo cubriría los gastos corrientes, como salarios, electricidad y mantenimiento del tren, mientras no cancelaría el costo de la infraestructura.

El tiquete también debería ser competitivo para que se convierta en un medio de transporte aceptado por los pasajeros, ya que si es muy caro, la gente simplemente no lo utilizaría, según Miguel Carabaguíaz, expresidente del Incofer.

El Estado tampoco está en condiciones de pedir el dinero prestado para pagar la construcción del tren, dado que ya cuenta con un déficit del 7% del PIB, uno de los más altos de las Américas.

tren

El tren tendría una extensión de 73 kilómetros y pasaría por las cuatro provincias del GAM. Elaboración propia/La República

El costo anual del préstamo de $1,2 millones a una tasa del 5% y un plazo de 30 años sería de unos $77 millones.

El tren iría desde Paraíso en Cartago, hasta Ciruelas en Alajuela, pasando por 15 cantones y cuatro provincias de la GAM. Se trata de 73 kilómetros, que utilizarán el derecho de vía a ras de piso.

Lea más: Carlos Alvarado: Construcción del tren eléctrico iniciará en el 2021

Por otra parte, sería bidireccional y la frecuencia estimada cada cinco minutos.

La primera ruta en ser concesionada aún no se ha definido, aunque podría ser San José-Alajuela, o San José-Cartago, que son las que tendrían un mayor volumen de pasajeros.

Esta es la tercera versión en cinco años del proyecto del tren urbano.

La administración anterior presentó la opción de un tren elevado, con una inversión estimada en $1,8 millones.

Incofer en 2014 dejó el plan de un tren eléctrico de superficie de doble vía con un costo en ese entonces de unos $600 millones.


¿Tenemos el dinero para financiar el tren?


El gobierno confía en financiar la construcción de un tren vía concesión por un valor superior a los $1.200 millones, lo cual ha generado la preocupación de diversos sectores, que temen que el Estado quede obligado a pagar un alto subsidio, o que los pasajeros tengan que cancelar un elevado tiquete por montarse al medio de transporte.

Sin dudas

Carlos Alvarado

Presidente
Costa Rica

La ingeniería de valor precisa, en materia de costos y eficiencia, cuál es la mejor forma de hacer el proyecto. No se partió de cero, sino que se tomaron en cuenta todos los estudios realizados. En Costa Rica, el gran problema de los proyectos está en la parte de estudios, en la prefactibilidad. Aquí logramos romper el cuello de botella. Vamos a contar con un sistema de transporte moderno y eficiente.

Claudia Dobles

Primera dama
Costa Rica

Con el proyecto de ingeniería de valor, se buscar darle eficiencia al proyecto en cuanto el costo y beneficio. Será un transporte cero emisiones, que será un referente a nivel mundial, poniendo a Costa Rica a la vanguardia en la lucha por la descarbonización. El tren eléctrico es la columna vertebral para una transformación del sistema de transporte público. Sin embargo, tenemos que dejar claro que no va a resolver por sí solo todos los problemas de congestionamiento que hoy tiene Costa Rica.

Elizabeth Briceño

Presidenta
Incofer

Hemos concluido la ingeniería de valor que nos dará un proyecto financieramente viable, ya que estará adecuado al contexto nacional actual. Por otra parte, estimamos que el costo de unos $1.235 millones lo hará atractivo para una concesión. Nuestra meta es tener el estudio de factibilidad en un año y a partir de ahí, proceder con el cartel de licitación. Al llegar 2022, habremos dejado concesionada la primera línea del proyecto.

Con dudas

Pablo Heriberto Abarca

Diputado
PUSC

La única manera de que esto suceda es que sea por concesión; no obstante, hay que buscar que la tarifa sea viable para la gente. Si los números calzan perfecto, de lo contrario, es mejor no embarcarse. El riesgo es muy alto si se considera que tenemos problemas fiscales. Hay que esperar al estudio de factibilidad. Estos proyectos ayudan a la calidad vida de los costarricenses, pero hay que determinar si el costo de oportunidad es muy alto.

Miguel Carabaguíaz

Expresidente
Incofer

Seguimos gastando el dinero y en especial el tiempo. ¿Los grandes afectados?, los miles de ciudadanos que siguen esperando contar con un tren moderno. Han pasado cinco años sin avanzar ni siquiera un metro. Se pasó de poco más de $600 millones en el gobierno de Laura Chinchilla al doble. Es importante contar con la realización de este proyecto y conocer los estudios financieros que nos indiquen la viabilidad de la concesión con una tarifa socialmente justa. ¿Tendría tarifa a la sombra?

Erick Ulate

Presidente
Consumidores de Costa Rica

El proyecto que ha planteado el gobierno es una fantasía, una farsa. No entendemos cómo el gobierno pretende construir un tren de $1.200 millones, cuando se sufre de un gran problema fiscal. En todo el mundo, este tipo de proyectos son subsidiados por el Estado y en las condiciones actuales, eso no es posible. Por otra parte, si lo cargamos todo a las tarifas, el tren sería inviable porque nadie estaría dispuesto a pagar ¢500 o ¢1 mil más que un servicio de bus todos los días.

Fernando Zamora

Secretario
PLN

Es bastante delicada la propuesta del gobierno, ya que no hay certeza de cómo se financiará el tren eléctrico. Nos preocupa que este gobierno vaya a dejar al país altamente endeudado en una obra de infraestructura que al final no podrá pagarse vía tarifas, o bien, que el Estado quede amarrado a pagar un elevado subsidio en momentos de estrechez fiscal. Nos preocupa además, que durante el gobierno de Laura Chinchilla se dejó un plan por unos $600 millones y ahora vienen a proponer algo el doble de caro.


Plan ambicioso


El tren eléctrico que planea el gobierno costaría unos $1.235 millones, sería bidireccional y con una frecuencia de cinco minutos.


$1.235 millones

el costo


73 kilómetros

de extensión, pasando por 15 cantones


Tipo bidireccional

a ras de suelo, con algunos pasos elevados


Cada cinco minutos

de frecuencia


42

estaciones


Otros detalles

No se requieren expropiaciones y pasaría por las cuatro provincias de la GAM


Fuente Incofer


NOTAS RELACIONADAS


tren-electrico-moderno

Consultores concursarían para plan del tren urbano

Martes 26 junio, 2018

Tipo de proyecto, construcción y operación del nuevo tren, formarían parte del análisis






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.