Trabas frenan construcción de megapuerto en Limón
Mientras la Secretaria Técnica Nacional Ambiental concluye el análisis de los estudios de impacto, la firma APM Terminals debe terminar la audiencia pública en Limón. Esteban Monge/La República
Enviar

Concluir audiencia pública en enero, ordenó Sala Constitucional

Trabas frenan construcción de megapuerto en Limón

Análisis de estudios ambientales avanzan en Setena

Terminar la audiencia pública para informar a los limonenses sobre el proyecto de la nueva terminal de contenedores de Moín, es el siguiente paso que debe superar esta concesión para convertirse en realidad.

201312261822120.n44.jpg
La primera parte de la audiencia se realizó el pasado 9 de noviembre en el Gimnasio Municipal de Limón y recibió a unas 600 personas, sin embargo la actividad fue suspendida después de almuerzo por un conato de violencia.
Ahora, este proceso debe concluir ya que en la sesión suspendida no se despejaron todas las dudas de los vecinos del Caribe ni se brindó todo el espacio para preguntas y comentarios, por eso la Sala Constitucional reafirmó que se debe finalizar con este trámite.
Justamente existen tres aspectos que mantienen entrabado el proyecto del megapuerto en Limón: la conclusión de la audiencia pública, la construcción del camino de acceso para materiales y la aprobación de los permisos ambientales.
Para lograr que se otorgue la viabilidad ambiental, la empresa concesionaria debe completar la audiencia pública que es un requisito del estudio de impacto que analiza Setena.
De esta forma, se organizaría nuevamente la actividad en Limón en enero para evacuar las dudas y atender las consultas o comentarios de los limonenses que quieran referirse al proyecto, explicó Rogelio Douglas, gerente de Comunicación de APM Terminals.
El objetivo de la audiencia pública es explicar el proyecto de la terminal de contenedores, así como los beneficios para la provincia y los planes de manejo ambiental en la zona.
Por otra parte, queda pendiente todavía la construcción de un camino tipo trocha que unirá la Ruta 32 con el lugar donde se construirá el megapuerto, esta calle debería estar lista a más tardar en febrero del próximo año y es una obligación del Conavi.
Todavía no se define una fecha específica para que se reanude la audiencia pública ni se sabe a ciencia cierta la fecha en que el Gobierno entregará la carretera para facilitar el acceso de los materiales y equipos, sin embargo, el proyecto debería arrancar en marzo según el cronograma de APM Terminals.
Ya existe un atraso considerable en el inicio de las obras que originalmente debió dar el banderazo de salida en setiembre anterior.
La nueva terminal de Moín pretende modernizar el ingreso de los contenedores al país y acelerar los procesos de carga y descarga para garantizar mayor competitividad.
Recibir hasta cinco barcos de carga simultáneamente y permitir el almacenamiento de hasta 29 mil contenedores son parte de los resultados que dejará el megapuerto.
Sin embargo, una serie de denuncias por el supuesto daño ambiental que provocaría la construcción y puesta en servicio de la terminal ha entrabado el arranque del proyecto.
La zona de construcción de esta obra comprende el sector de Moín y podría generar afectación en el humedal Cariari, también existe preocupación de ambientalistas porque es un área de desove de tortugas.
El proyecto representa —por otra parte— la inversión más importante en infraestructura del país en su historia, además ayudará a activar un plan de puertos complementarios que dinamizará la llegada de embarcaciones al Atlántico.
El objetivo inicial es que los contendores lleguen a la nueva terminal, los barcos de cargas generales al actual puerto de Moín y que los cruceros atraquen en Limón.
Finalmente, queda esperar la conclusión de la audiencia pública y el análisis de los estudios de impacto ambiental por parte de Setena para esclarecer el futuro del megapuerto.

Manuel Avendaño
[email protected]
@MavendanoLR


Ver comentarios