Trabado nuevo modelo tarifario para buses
Implementar un nuevo sistema de tarifas ayudaría a que los pasajeros no paguen constantemente aumentos, incluso evitaría reajustes de hasta el 100%. Archivo/La República
Enviar

Evitar bruscos aumentos de pasajes es el objetivo

Trabado nuevo modelo tarifario para buses

Menos dinero para invertir en vehículos sería consecuencia para transportistas

Cambiar el sistema con el cual se calculan los pasajes de bus que pagan todos los usuarios del país es el objetivo de la Aresep, por eso presentó un nuevo modelo tarifario.

201312301728360.n22.jpg
Este sistema iba a ser analizado en una audiencia pública el martes 17 de diciembre, sin embargo, fue frenado mientras la Sala Constitucional decide sobre un recurso de amparo presentado en contra del modelo de tarifas.
Cambiar la forma en la que se calcula el valor de los combustibles en el país y modificar la depreciación de los buses son algunos de los puntos que generan descontento en los empresarios de transporte.
La depreciación es un porcentaje del dinero que cada persona paga en su pasaje y que se destina para que los transportistas compren nuevos buses.
Con el modelo actual ese rubro se contempla a siete años, es decir unidades que no superan esa antigüedad en servicio, y a la vez permite que las compras de nuevos vehículos se realicen en periodos menores.
La nueva propuesta pretende que esa depreciación se extienda hasta los 15 años, lo que afectaría directamente el estado de los buses ya que limitaría el ingreso de los transportistas para adquirir unidades, explicó Maritza Hernández, presidenta de la Cámara de Transportistas.
Para el usuario podrían darse consecuencias a largo plazo, ya que los buses que brindan los servicios se verían afectados, principalmente en aquellas rutas que recorren distancias muy lejanas.
Modernizar la flota de buses y colocar mejores unidades es un tema que estuvo estancado durante varios años en el país, pero que en los últimos dos años se ha convertido en una prioridad para el sector de transportes.
No en vano la inversión en buses para las diferentes rutas nacionales durante este año supera los $40 millones.
Por otra parte, el objetivo final de la Aresep es evitar que los pasajes de autobús aumenten bruscamente y en tan poco tiempo.
Implementar un nuevo sistema de tarifas ayudaría a que los pasajeros no paguen constantemente aumentos, incluso evitaría reajustes de hasta el 100% que se han dado en varias ocasiones, aseguró, Carolina Mora, vocera de Aresep.
Otro de los puntos que cambiarían con el nuevo sistema es el margen de ganancia para los empresarios de transportes de autobús que bajaría del 19% hasta un 10% aproximadamente.
También se pretende contemplar el costo de los equipos para el conteo de pasajeros, así como la inversión en los sistemas de cobro electrónico que se implementarán en los próximos años.
Se darán cambios en el valor de los buses que se estima en la fórmula para calcular la tarifa final que se establece a los usuarios.
La audiencia pública para dar a conocer el nuevo modelo a las personas interesadas se iba a realizar el martes 17 de diciembre, pero un recurso de amparo presentado contra el mecanismo tarifario frenó la actividad.
Desde 1997 se utiliza el mismo modelo para fijar la tarifa ordinaria de los buses en todo el país, en ese entonces estaba bajo los controles del Mopt.
La nueva propuesta para cambiar el mecanismo responde a una modernización de los sistemas de transporte público y contemplaría precios actualizados de combustibles y vehículos.
Para definir si se aplica el nuevo modelo será necesario que la Sala Constitucional resuelva el amparo y determine si el proyecto afecta a los usuarios o empresarios que brindan el transporte.

Manuel Avendaño
[email protected]
@MavendanoLR


Ver comentarios