Logo La República

Lunes, 25 de marzo de 2019



MAGAZINE


Tonificación en un zapato

| Sábado 05 junio, 2010



Tonificación en un zapato
La última moda en tenis son los diseñados para estimular la sensación de caminar sobre arena, fortaleciendo los músculos. Pero no todos lo creen

Eric Sprunk, vicepresidente de producto global y mercadeo de Nike Inc., terminó un discurso destinado a inversores en innovación con un comentario sarcástico sobre las “zapatillas tonificadoras” que impulsan mayores ventas de los competidores.
“¿No sería fantástico que pudiéramos hacer un par de zapatillas que achicaran el glúteo, que me dieran el aspecto de tener menos panza, que me hicieran parecer más musculoso por el solo hecho de ponérmelas y usarlas, de caminar con ellas?” Sprunk preguntó al público en Chelsea Piers de Nueva York el 5 de mayo. “Nadie puede hacerlo. Estaba bromeando”.
Las zapatillas tonificadoras están haciendo crecer la participación de mercado de la unidad Reebok de Adidas AG y de Skechers U.S.A. Inc., en tanto el liderazgo de Nike en el sector del calzado atlético femenino en Estados Unidos disminuye, informa Bloomberg Businessweek en su número del 7 de junio.
La empresa con sede en Beaverton, Oregón, se mantuvo en su punto más alto en el mercado en tanto su acción cayó 7,2 puntos porcentuales, hasta 31%, o sea $412 millones, en el primer trimestre respecto de un año atrás, según la investigadora SportsOneSource.
La acción de Reebok subió más del doble, a 6,7%, o sea US$90,3 millones, y la acción de Skechers se triplicó hasta 17%, o sea US$225,7 millones, según SportsOneSource.
“Nike pasó meses viendo cómo evolucionaba esto y no hizo nada, y ahora paga el precio de una oportunidad perdida”, dijo Matt Powell, analista de comercio minorista deportivo en SportsOneSource.
Las zapatillas que tonifican están diseñadas para estimular la sensación de caminar sobre arena y hacer que quienes las usan estabilicen su andar, fortaleciendo los músculos de las piernas, los glúteos, la espalda y los abdominales, según Skechers de Manhattan Beach, California, fabricante de la zapatilla tonificadora Shape-Ups.
Reebok dice que su calzado EasyTones genera un 28% más de activación del músculo glúteo mayor que un calzado para caminar común, y 11% más en el tendón de la corva y las pantorrillas. Ambas empresas hacen referencia a la investigación y ensayos que encargaron para respaldar sus afirmaciones.
John Pagliano, un podólogo de Long Beach, California, dijo que recibe varias consultas por día sobre las zapatillas que tonifican. Si bien dijo que la inestabilidad de las zapatillas hace que los músculos trabajen más, no ha visto pruebas suficientes de que afirmen la espalda de quienes las usan.
“Digo que no lo sé a ciencia cierta y que los estudios no me convencieron”, dijo Pagliano que se especializa en lesiones atléticas.
El calzado femenino que tonifica, con sus precios por arriba de los $100, se ha vuelto un mercado lucrativo en los Estados Unidos. Hace un año, los diez calzados atléticos que más facturaban no incluían ni las zapatillas tonificadoras ni el calzado femenino.
En un sondeo del 16 de mayo realizado por SportsOneSource, seis de las diez principales zapatillas atléticas fueron productos que tonifican: cuatro Shape-Ups y dos EasyTones. Nike tenía las cuatro zapatillas restantes, incluido un par de Air Jordan que se vende a $150.
En Estados Unidos, las ventas de zapatillas tonificadoras, que totalizaron $17 millones en 2008, aumentaron más de ocho veces, hasta $145 millones, el año pasado cuando Reebok y Skechers introdujeron sus modelos, según NPD Group.
En los cuatro primeros meses de este año, las ventas de calzado tonificador subieron a US$252 millones, 75% más que el total correspondiente a todo 2009.
“La explosión de crecimiento en este segmento en un lapso tan corto eclipsa todo lo que he visto en la industria en los últimos 25 años”, dijo Herbert Hainer, máximo responsable ejecutivo de Adidas, con sede en Herzogenaurach, Alemania. Reebok podría vender 5 millones de pares de zapatillas tonificadoras en Estados Unidos este año, dijo.
Cuando Reebok incrementó sus avisos publicitarios el otoño pasado, el minorista Foot Locker Inc. dijo que no llegaba a satisfacer la demanda de calzado tonificador.
“El consumidor estadounidense siempre está buscando una manera fácil de bajar de peso, y esto lo demuestra”, dijo el máximo responsable de Foot Locker, Ken Hicks.
Nike, el fabricante de calzado deportivo más grande del mundo, quiere seducir a las mujeres para que compren zapatillas tonificadoras de su marca Free, creada hace cinco años, que se vende por $85 el par. Según la empresa, el calzado simula que uno corre descalzo para fortalecer los pies y los músculos. La compañía proyecta nuevas versiones este otoño (boreal).
“Nos entusiasma que las mujeres estén gastando dinero en calzado deportivo y pensamos que podemos obtener nuestra ración”, dijo Charlie Denson, presidente de la marca Nike.
Free puede “aportar el mismo tipo de beneficio al atleta que quizá prometen algunos de los otros”, dijo.
En el trimestre que cerró el 28 de febrero, el calzado fue el único segmento del negocio norteamericano de Nike que registró una disminución en las ventas, cayendo un 1%, a $1.200 millones, en tanto los ingresos globales se dispararon el 6,6%, hasta llegar a US$4.730 millones.

Bloomberg News