Enviar
Tim Burton revoluciona el País de las Maravillas
Hoy se estrena el filme en el país

Alicia regresa al País de las Maravillas de la mano del director Tim Burton en una adaptación de la obra original de Lewis Carroll en la cual la protagonista está llamada a liderar una revolución en contra de la tiranía.
La propuesta de Burton toma elementos de las novelas “Alice’s Adventures in Wonderland” y “Through the Looking-Glass”, de 1865 y 1871, para presentar una historia dramática y mágica.
“Ha habido muchas versiones, pero ninguna que realmente me gustara”, aseguró Burton en una rueda de prensa en Los Angeles.
La nueva Alicia (Mia Wasikowska) retorna al País de las Maravillas con 19 años en un intento por escapar de una petición matrimonial que no la hace feliz.
Tras caer por la guarida de un conejo se ve envuelta de repente en una aventura para liberar el extraño lugar en el que aparece, llamado Mundo Subterráneo y en el que no recuerda haber estado nunca, de la opresión de una dictadora Reina Roja, ególatra e inestable (Helena Bonham Carter).
“Alicia está en esa etapa de su vida por la que pasa mucha gente, incómoda con su propia piel y con quien es”, explicó Wasikowska.
Johnny Depp se volvió a poner a las órdenes de Tim Burton por sétima vez para ejercer del estrambótico “Sombrerero loco” al que dio un aire apesadumbrado con pocas ganas de fiesta.
“El (Tim Burton) podía haberme dicho que hiciera de Alicia y habría firmado también. El hecho de que fuera el ‘Sombrerero loco’ fue un extra, un gran desafío. Es un personaje algo dañado y emocionalmente obtuso”, comentó Depp.
El actor, acostumbrado a papeles extravagantes y caricaturescos, confesó que busca la manera de no repetirse y, sobre todo, seguir sorprendiendo a Burton con el que ha hecho “Edward Scissorhands” (1990) o “Charlie and the Chocolate Factory” (2005), entre otros filmes.
“Siempre pienso que este puede ser el personaje con el que lo decepcione (a Burton). Intento inspirarle y trato de no avergonzarle”, añadió Depp.
El reparto de esta superproducción en 3D de los estudios Disney contó con Anne Hathaway en el papel de Reina Blanca, que representa la bondad si bien no todo es lo que parece.
“Tim me dijo que no quería una historia de buenos y malos, así que pensé en que sería divertido que mi personaje tuviera una especie de psicosis oculta”, apuntó Hathaway.
“Alice in Wonderland” llega hoy a los cines, fecha en la que se pondrá fin a un proyecto de dos años en el que se han empleado muchas de las últimas técnicas cinematográficas.
Burton señaló que para él no tenía sentido “rodar en 3D (como fue el caso de “Avatar”) cuando no había nada que grabar”.
“Usamos acción real, animación, decorados virtuales…”, comentó, y justificó su decisión de optar por pasar digitalmente la película de 2D a 3D en posproducción en vista de que le satisfacía la calidad del resultado.
“Hay buen 3D y mal 3D como hay malas conversiones y buenas. Siempre supimos que iba a ser en 3D así que hicimos el plan adecuado para que cuando llegase ese momento fuese simplemente otra parte del proceso tecnológico”, afirmó.

Los Angeles
EFE


Ver comentarios